• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Siria continúa envuelta en una guerra cruenta por el poder.

Siria continúa envuelta en una guerra cruenta por el poder. | Foto: Efe

Publicado 12 marzo 2017

En el día internacional contra la guerra, teleSUR hace un repaso de los tipos de conflictos armados y algunos datos de las consecuencias que dejan los choques bélicos.

Manifestaciones y concentraciones en todo el mundo en favor de la paz se esperan para este domingo, cuando se celebra el día internacional contra la guerra, considerado un instrumento de violencia que es rechazado por los pueblos del orbe.

Dramáticas cifras de muertos, ciudadanos que terminan como refugiados, economías destrozadas que dejan miseria y hambruna, son algunas de las consecuencias que conllevan los conflictos bélicos.

>> Día Internacional de la Paz: Colombia celebra la paz mientras Siria continúa en guerra

Tipos de guerras

Considerado la guerra convencional, se trata del choque armado entre ejércitos de dos o más Estados. En los últimos años se han desarrollado mayormente conflictos entre varios países, que suelen hacer alianzas en contra de una o varias naciones.

La guerra de invasión se lleva a cabo cuando las fuerzas armadas de un país o de una alianza ingresan al territorio de otro Estado, sin su permiso, con la meta de cambiar el Gobierno legalmente establecido.

>> Más de un siglo de intervención de EE.UU. en Latinoamérica

Ejemplos sobran desde mediados del siglo XX. Particularmente el Gobierno de Estados Unidos ha liderado varias invasiones en tiempos recientes, desde Iraq hasta Libia, forman parte del registro de intervencionismo norteamericano.

Uno de los tipos de conflictos más antiguos es el de guerra civil, enfrentamiento armado en el que se enfrentan personas de una misma zona, ya sea por motivos ideológicos, políticos, entre otros.

Mientras que un mecanismo nuevo, es llamado guerra sucia. Es aquella que se realiza psicológicamente, para hostigar y reprimir a la población civil y así conseguir un objetivo específico, que suele ser afectar social y económicamente a la población.

El mayor ejemplo de los últimos años se encuentra en Cuba, víctima de un bloqueo económico, financiero y comercial por parte de Estados Unidos, que no ha permitido un despunte en la economía antillana.

Por último, está la guerra armamentista, con la cual dos o más Estados rivalizan entre ellos para conseguir las fuerzas armadas más portentosas, al igual que las armas más eficaces, que le permitan una supremacía en la materia.

La Guerra Fría que enfrentó a Estados Unidos y Rusia en el siglo pasado, es una muestra invaluable de la guerra armamentista y sus residuos.

Guerras que no cesan

Desde marzo de 2011 Siria ha vivido un gran conflicto armado debido a que los opositores al Gobierno del presidente Bashar al-Assad, han intentado violar el orden constitucional y derrocarlo por medio de la violencia, acciones que han sido apoyadas por grupos terroristas y potencias extranjeras, lideradas por Estados Unidos.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) arrojan que entre 300.000 y 400.000 personas han muerto producto del conflicto armado, en el cual también está vinculado el grupo autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

Al-Bab es una de las ciudades que han sido destruidas por el conflicto bélico. Foto: Reuters.

Además, en Siria se ha registrado un éxodo de casi cinco millones de refugiados y el desplazamiento de 6,6 millones de personas.

>> Al-Assad espera que la guerra en Siria termine en 2017

El caso sirio, aunque es el más reconocido internacionalmente, es tan solo alguna de las guerras que se mantienen vigentes en la Tierra.

República Centroafricana, Sudán del Sur, Yemen, son algunas de las naciones que están asoladas por las armas.

Cifras máximas

La Segunda Guerra Mundial, acontecida entre 1939 y 1945, aún es la referencia sobre cifras de fallecimientos. Se calcula que los enfrentamientos entre la Alemania nazi y los aliados dejaron entre 60 y 73 millones de muertos.

Los países más afectados fueron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) con 19 a 34 millones de fallecidos, seguido de China con 13 a 20 millones de personas.

Mientras que en la Primera Guerra Mundial, sucedida entre 1914 a 1918, murieron entre 10 y 31 millones de personas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.