• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La situación en Sudán del Sur podría ser peor que la hambruna declarada en 2011.

La situación en Sudán del Sur podría ser peor que la hambruna declarada en 2011. | Foto: EFE (Referencial).

Publicado 14 julio 2017

La escasez de lluvias ha traído como consecuencia el aumento de la inseguridad alimentaria en la región.
 

El este de África permanece alerta debido a la falta de lluvias que afecta la región, situación que lleva tres años y que ha hecho que incremente la inseguridad alimentaria en la región, comunicó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La FAO indicó a través de un comunicado que ha subido a 16 millones el número de personas que requieren de ayuda humanitaria en Somalia, Etiopía, Kenia, Tanzania y Uganda, un 30 por ciento más que a finales de 2016.

"#Africa Oriental: # foodsecurity grave deterioro debido a la tercera temporada de lluvias consecutivas fallidas"

>> Conflicto de Malí se extiende a Burkina Faso y Níger

Por medio de la Organización se conoció que la tercera temporada consecutiva sin lluvias ha dejado sin recursos a las familias y estas no encuentran la manera de hacer frente a la situación, necesitan apoyo "urgente y efectivo".

Los países del este de África han recibido menos de la mitad de la lluvias estacionales normales y han sufrido las pérdidas de cosechas, pastos y miles de animales.

"Tercera estación de lluvias consecutivas fallidas en # Africa Oriental. El número de Personas que necesitan ayuda humanitaria es de un 30% desde 2016".

>> OMS: Tres de cada 10 personas no tienen acceso a agua potable

En Sudán del Sur, por ejemplo, aproximadamente un millón de niños se encuentran en peligro y 270.000 sufren desnutrición severa. Los niños menores de cinco años son los que corren más riesgo de muerte por no tener la capacidad de soportar la desnutrición aguda y estar más propensos a enfermedades como el el sarampión, la malaria y el cólera.

Igualmente, en Somalia 363.000 niños padecen desnutrición, 71.000 son casos de desnutrición crónica y 50.000 están al borde de la muerte.

En regiones como Kenia y Somalia la economía rural se encuentra amenazada por las altas tasas de mortalidad del ganado y la poca producción de leche.

La FAO cree que este año el hambre aumentará significativamente en todo el planeta, sobre todo por la sequía y los conflictos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.