• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La administración de Barack Obama ha acentuado las deportaciones.

La administración de Barack Obama ha acentuado las deportaciones. | Foto: EFE

Publicado 4 febrero 2016

Durante 2015 las autoridades migratorias de Estados Unidos (EE.UU.) deportaron a más de 220 mil inmigrantes indocumentados.

La pobreza, la violencia, la falta de oportunidades o de trabajo son las principales razones por las cuales un hondureño decide dejar su país para trasladarse a los Estados Unidos, aseguró el director del Hogar-Refugio para personas migrantes La 72 en el sureste de México, Ramón Márquez.

“El 85 por ciento de la población que recibimos actualmente es hondureña. En muchas de las casas inmigrantes en México hablamos de un desplazamiento forzado”, explicó Márquez en una entrevista para la web de teleSUR.

“Cada vez nos llegan más personas que vienen en búsqueda de protección internacional, es decir, llegan en calidad de refugiados”, agregó.

La odisea del indocumentado

Márquez calificó como una "auténtica tragedia humanitaria” la travesía que enfrenta un migrante desde el momento en que deja su país de origen. “El tránsito por México es un verdadero infierno. Tienen que sufrir todo tipo de violaciones a los derechos humanos”.

Otro obstáculo que debe sortear es intentar cruzar la frontera con EE.UU. “Prácticamente es imposible cruzar si no estás pagando al crimen organizado, a un ‘coyote’, a un traficante de personas. Hay que resaltar también que esto es un negocio”, enfatizó.

Si logran cruzar la frontera y llegan a los EE.UU., muy pocos corren con la suerte de contar con un familiar o algún conocido que los acoja y les brinde apoyo.

>> ¿Cómo vive un indocumentado en Estados Unidos?

“En los otros casos la situación es muy delicada porque llegan allá y se enfrentan a faltas de oportunidades. Son explotados en sus trabajos, se enfrentan a una cultura donde no manejan el idioma y donde prácticamente están trabajando de sol a sol”, explicó Márquez.

Testimonios de deportados señalan que para poder subsistir en el país norteamericano deben tener de dos a tres trabajos en un mismo día, y pueden laborar durante más de 12 o 14 horas continuas.

Desmontando el mito del "sueño americano"

Márquez destacó que los inmigrantes indocumentados se hallan en situaciones de extrema vulnerabilidad, sufren explotación laboral y no tienen acceso a un seguro médico.

“Por ejemplo, si tienen algún accidente laboral se encuentran totalmente desprotegidos y automáticamente pierden el trabajo. A esto hay que sumarle su estatus migratorio y hace que en cualquier momento puedan ser detenidos por los agentes de migración y sean deportados”.

Las familias que piden refugio en EE.UU. son llevadas a centros de detención que generalmente están en condiciones deplorables. “No tienen acceso a muchos derechos básicos, no les respetan sus derechos y no se valora si estas personas están en condiciones de peligro y necesitan protección internacional”, finalizó Márquez.

Las autoridades migratorias de EE.UU. deportaron durante 2015 a 227 mil 038 inmigrantes indocumentados, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés).

La mayoría de los deportados eran de México (146 mil 132), seguido por Guatemala (33 mil 249), El Salvador (21 mil 920), Honduras (20 mil 309),  República Dominicana (mil 946), Ecuador (mil 305) y Colombia (mil 154).

>> Política migratoria de EE.UU.
  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.