• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Estamos sentando un precendente que servirá para la resolución de conflictos en el Planeta, indicó.

Estamos sentando un precendente que servirá para la resolución de conflictos en el Planeta, indicó. | Foto: EFE

Publicado 29 septiembre 2015

Así lo manifestó el presidente Juan Manuel Santos en la sede de la ONU, donde también aseguró que se trata de una misión difícil, pero no imposible. 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, destacó este martes que el conflicto armado de más de 50 años existente en su país está en el camino final de una solución real.  

“En Colombia, en menos de seis meses, repicarán las campanas que anuncien la hora de la paz, hago votos por que todos los relojes del mundo se sincronicen con el nuestro en esa misma hora”, expresó ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Durante su discurso en esa instancia el mandatario suramericano mostró satisfacción por anunciar a la llamada comunidad internacional que, de los más de 20 conflictos armados que se mantienen en el mundo, el último que permanece en el hemisferio occidental está a punto de terminar. 

Sepa más: Cronología: esfuerzos conjuntos por la paz de Colombia 

Han sido más de 50 años de guerra interna y estamos decididos a finalizarla porque la paz es una misión difícil, pero no imposible. Lo alcanzado es más que el fruto de un proceso político, social o económico, es un proceso de transformación cultural colectiva, explicó.

Santos recordó que la semana pasada en La Habana, Cuba, se logró un acuerdo sobre el que quizás era el mayor obstáculo para la paz: un sistema de justicia transicional que garantiza la no impunidad para los delitos más graves. 

En ese sentido, el mandatario colombiano precisó que durante las negociaciones que se llevaron a cabo en Cuba, la prioridad fue “defender los derechos de las víctimas” y por ende darle respuesta a los afectados del conflicto. 

Estamos sentando un precendente que servirá para la resolución de conflictos en el planeta, indicó Santos, quien señaló que se acordó como fecha límite el 23 de marzo de 2016 para firmar el acuerdo final entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).  

Agradeció a la comunidad internacional, a los protagonistas del acuerdo y a los más de 48 millones de colombianos por acompañar el proceso de paz, al tiempo que invitó a su país a “abrir la mente y el alma” para alcanzar finalmente la reconciliación.

Lea también: Timochenko, líder de las FARC, habla en exclusiva con teleSUR

Las FARC-EP se convertirán en un aliado 

El jefe de Estado colombiano señaló que tras la firma del acuerdo final de paz el próximo año y la dejación de armas por parte de las FARC-EP, la guerrilla se convertirá en un aliado para combatir el narcotráfico y ayudar a Colombia en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados en la ONU. 

En ese sentido, apuntó que los Objetivos planteados en la agenda 2030 “son ley en Colombia” desde que fueron aprobados.

Santos reiteró que en Colombia “no puede haber nada más importante que la paz”, asimismo agregó que en la próxima edición de la Asamblea General de la ONU regresará como presidente de una Colombia “de paz”.
 

Lea también: Santos: la paz de Colombia traerá altísimos dividendos

En contexto 

Durante su anterior intervención en la ONU, la pasada semana, el presidente Santos había asegurado que los acuerdos alcanzados el 23 de septiembre en La Habana, Cuba, permitirán un repunte en la economía de su país. 
Como parte de su estancia en Nueva York, el jefe de Estado colombiano ha mantenido encuentros de alto nivel con Alemania y Brasil; y con México y Chile, como parte de la Alianza del Pacífico. 
Santos también aprovecha su visita la ciudad estadounidense para afianzar sus lazos con el Gobierno norteamericano, así como las relaciones comerciales, al reunirse con el sector privado de ese país, “para impulsar las zonas agrícolas” que se mantenían en deterioro por el conflicto armado de más de 50 años en la nación neogranadina. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.