• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 julio 2015

"No piensen que hablo a fulano, o a sultano. Piensen cada uno este mensaje es para mí", señaló el Sumo Pontífice.

El papa Francisco pidió este sábado respetar al pobre, no usarlo como objeto para lavar nuestras culpas, ellos tienen mucho que enseñarnos, expresó durante un encuentro con movimientos sociales durante su visita a Paraguay.

¿Cuándo da limosna, le toca la mano al que da limosna, o sólo tira la moneda? ¿Cuándo usted da limosna, lo mira a los ojos o mira a otro lado? Los cristianos tenemos un motivo mayor para amar a los pobres: en ellos vemos el rostro de Cristo, sostuvo Su Santidad.

Francisco explicó que el desarrollo económico debe tener rostro humano y no hay personas de segunda, de tercera ni de cuarta. “somos todos de la misma línea, la creación de riqueza debe estar siempre en función del bien común, de todos, y no de unos pocos".

Enfatizó que en la economía, en la empresa, en la política, lo primero siempre es la persona.

"No sirve una mirada ideológica que utilice a los pobres. Las ideologías terminan mal, no sirven", advirtiendo que si la ideología piensa por el pueblo, no deja pensar al pueblo.

EN FOTOS → Paraguay, última escala de la Gira Papal por Suramérica

También expresó que debe existir una verdadera preocupación por los pobres, "aprender de los pobres, ellos tienen muchos que enseñarnos en humanidad, en bondad, en sacrificios". 

Durante el encuentro, el papa envió emotivas palabras al pueblo paraguayo, "Gracias a Dios Paraguay no está muerto (...) un pueblo que vive en la inercia de la aceptación pasiva es un pueblo muerto". 

A los jóvenes instó a distinguir entre la felicidad y el placer “no son sinónimos, la felicidad construye y edifica, exige compromiso y entrega (...) No tengan miedo de dejar todo en la cancha, no tengan miedo de dejar todo lo mejor de sí, jueguen limpio, no importa el cansancio, la lucha". 

Sigue cada detalle → Francisco a Latinoamérica

La Patria primero, después negocio

“La Patria primero, después el negocio, esa es la identidad, sin esa identidad, el diálogo no sirve. Dialogar no es negociar, negociar es buscar una tajada”, señaló Francisco en relación a la resolución de conflictos. Explicó que la diversidad no solo es buena, es necesaria, porque la belleza de la vida está en ella, en la diversidad.

"El diálogo es para el bien común, dándole posibilidad siempre a nuevas alternativas (...) Yo no puedo ir a dialogar suponiendo que el otro está equivocado". Agregó que si no se asume el conflicto “no lo resolveremos, el conflicto existe y hay que procurar resolverlo buscando unidad en la diversidad, una unidad que rompe las diferencias". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.