• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según el Centro Brennan para la Justicia los estados de EE.UU. utilizan algunas máquinas que ya no se fabrican.

Según el Centro Brennan para la Justicia los estados de EE.UU. utilizan algunas máquinas que ya no se fabrican. | Foto: EFE

Publicado 12 octubre 2015

Se estaría utilizando el mismo software de la década de 1990, pese a que las elecciones presidenciales en EE.UU. serán en 2016.

Las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos (EE.UU.) causan polémicas en el electorado debido a su falta de fiabilidad por el uso de tecnologías obsoletas en la gran mayoría  de los estados del país, según el editorial del diario The New York Times. 

El medio estadounidense denunció que en los Estados Unidos "pondrán a funcionar máquinas viejas que son cada vez más propensas a fallar o producir resultados poco fiables en las urnas". 

Lea aquí: Claves para entender las elecciones legislativas de EE.UU.

Lo grave del asunto, es que a un año de las elecciones presidenciales de 2016, se estaría utilizando el mismo software de la década de 1990, el cual no tiene las capacidades o medidas de seguridad disponibles en la actualidad. 

Las autoridades electorales de  22 estados dicen que necesitan nuevas máquinas, pero no saben de dónde vendrá el dinero. Esos territorios representan más de 120 millones de votantes registrados, una mayoría -324- de los 538 votos electorales de la nación, precisa la publicación.

La promesa del mandatario de EE.UU., Barack Obama, tras su reelección presidencial en 2012 de arreglar el problema, no se ha cumplido. 

No deje de leer: Abstención caracteriza elecciones en EE.UU.

DATOS
Un estudio del Centro Brennan para la Justicia (Brennan Center for Justice) encontró que casi todos los estados utilizan algunas máquinas que ya no se fabrican y 43 utilizarán equipos de al menos 10 años de antigüedad, cerca del final de su vida útil.
De acuerdo a  los expertos, el Congreso de EE.UU. podría optar por autorizar los fondos para nuevas máquinas, como lo hizo en 2002, en respuesta a la debacle electoral de 2000 en el Estado Florida, donde los resultados dejaron la impresión que fueron manipulados a favor de los republicanos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.