• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 La policía destacó que la red obtenía ganancias anuales de más de un millón de euros. (Foto: EFE)

La policía destacó que la red obtenía ganancias anuales de más de un millón de euros. (Foto: EFE) | Foto: EFE

Publicado 18 octubre 2014

Los criminales captaban a mujeres de bajos recursos y las llevaban a España bajo el engaño de un viaje turístico. Una vez trasladadas a Toledo (centro) eran encerradas y obligadas a pagar la deuda contraída vendiéndose a si mismas.

La policía española informó este sábado el desmantelamiento de una red que explotaba sexualmente a inmigrantes ilegales paraguayas. Las mujeres eran llevadas a España por medio de engaños y las mantenían encerradas en un local.  

El comunicado emitido por los agentes policiales, cerca de Madrid, señala la desarticulación de “una red dedicada a la trata de ciudadanas paraguayas para explotarlas sexualmente en Toledo (centro)”.

En la operación ocho personas resultaron detenidas, “entre ellos el máximo responsable de la organización, cuatro de ellos de nacionalidad española, tres paraguayos y un portugués”, precisó el comunicado.

La policía explicó que miembros de la red captaba a mujeres de bajos recursos, les proporcionaban pasaportes, boletos aéreos ida y vuelta, dinero en efectivo y reservas de hotel. Las mujeres eran llevadas con la promesa de obtener grandes sumas de dinero.

Cuando llegaban a Toledo, las chicas “eran encerradas e informadas de la 'deuda' que habían contraído con la organización”, una cantidad cercana a “tres mil 500 euros (cuatro mil 460 dólares), que las víctimas deberían entregar por completo para poder salir del edificio”.

El comunicado precisó que la cantidad  de la deuda aumentaba porque las féminas debían pagar diariamente el alojamiento en el club, multas por retraso en el inicio de la jornada, por no trabajar o por usar el teléfono móvil.

Encierro y vigilancia

La policía también destacó que las mujeres permanecían encerradas durante el día. El club era “un auténtico fortín: estaba permanentemente vigilado y contaba además con un sistema instalado en todas las habitaciones que avisaba a las víctimas para que se ocultasen en caso de control policial”.

Además, tenía cámaras de seguridad tanto interna como externamente y “un elevado muro alrededor”.  

Según el comunicado, integrantes de la red, entre ellos una mujer de nacionalidad paraguaya, tenían ganancias anuales alrededor al millón de euros (un millón 275 mil dólares).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.