• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En el hallazgo el grupo de arqueólogas corroboró que los hábitos que se realizaban en la zona son similares a la cultura maya.

En el hallazgo el grupo de arqueólogas corroboró que los hábitos que se realizaban en la zona son similares a la cultura maya. | Foto: Archivo

Publicado 15 diciembre 2015





Las evidencias históricas aseguran que los primeros habitantes de esa región se dividían en grupos para elaborar sus alimentos y tenían sistemas para recoger y guardar aguas.

Un equipo de arqueólogas guatemaltecas descubrieron dos cocinas comunales de más de dos mil 700 años de existencia en el caserío de Santa Fe Ocaña de Cruz Blanca, en el municipio metropolitano de San Juan Sacatepéquez.

Lea aquí →  Centro de Roma será convertido en símbolo arqueológico mundial

Representantes del equipo explicaron que esas evidencias históricas dan fe que los primeros habitantes de esa región se dividían en grupos para elaborar sus alimentos y tenían sistemas para recoger y guardar aguas.

Otro de los descubrimientos relevantes hallados por las especialistas fue el de un hidráulico en el cual los originarios presuntamente recolectaban agua con el fin de preservarla en un depósito habilitado quizás para tiempos de escasez.

Vea→ América Latina: los sitios arqueológicos y el racismo cotidiano

"Este hallazgo permitirá conocer con mayor claridad cómo vivían las comunidades mayas 700 años antes de nuestra era", explicaron las arqueólogas Juddy y Sandra Carrillo. 

Por medio de los análisis preliminares se corroboró que ambas cocinas, una construida con mil 420 piedras y otra con mil 150, responde a que allí habitó una sociedad grande que se dividía en grupos para cocinar sus alimentos, explicaron.

Según fuentes históricas en esa región del departamento de Guatemala se asentaron los cakchikeles, previo a la llegada de los conquistadores españoles, en 1524.

Las excavaciones en la zona iniciaron hace un año, en el municipio Santo Domingo Xenacoj, y luego continuaron en San Juan Sacatepéquez, informaron las voceras del equipo arqueológico. 

ANTECEDENTES 
El pasado 24 de marzo arqueólogos descubrieron en Guatemala nuevas pistas que explican cómo la civilización maya pasó de un estilo de vida cazador-recolector móvil a un modo de vida sedentario. 
Una plaza pública del año 950 a.C. con edificios ceremoniales, descubierta en el sitio arqueológico El Ceibal por Takeshi Inomata y Daniela Triadan, de la Universidad de Arizona, sugiere que a medida que la sociedad maya pasó de una fuerte dependencia de recolección a la agricultura, las comunidades móviles y los grupos asentados coexistieron, y podrían haber llegado a colaborar en proyectos de construcción. 

No deje de leer → Estado Islámico destruyó sitio arqueológico en Irak


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.