• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Ecuador las protestas de la oposición se han caracterizado por la violencia contra los policías.

En Ecuador las protestas de la oposición se han caracterizado por la violencia contra los policías. | Foto: @syndicalisms

Publicado 4 julio 2015

María Augusta Calle, asambleísta de Ecuador, señaló que Estados Unidos promueve los hechos de violencia para desestabilizar a Venezuela y Ecuador.

La asambleísta ecuatoriana María Augusta Calle denunció este viernes que la derecha de ese país aplica la misma estrategia de violencia que la derecha en Venezuela llevó a cabo durante 2014, con el propósito de derrocar al presidente Rafael Correa.

Calle señaló que todas estas actividades de violencia y desestabilización impulsadas tanto por la derecha ecuatoriana como la venezolana son promovidas por Estados Unidos (EE.UU.).

Entre los planes resaltaba asaltar el palacio presidencial para dar un golpe de Estado en Ecuador, explicó Calle.

"Han empezado hace unas tres semanas las fases de calentamiento de calle, se descubrieron algunos documentos que se elabora en el seno de los que dirigen estas acciones, en la que se tenía previsto que el día de ayer (jueves) iban a romper los cercos policiales, agredir a los policías, y en la medida de lo posible, según lo que decían, tomar el Palacio de Gobierno" y deponer al presidente Correa, subrayó.

En Ecuador, los manifestantes opositores han agredido a miembros del Gobierno y ejecutan un patrón de desestabilización similar al ocurrido sin éxito en Venezuela en los últimos años, bajo la excusa de no aceptar el proyecto de ley de herencias y plusvalía.

Lea también: Correa reitera su compromiso contra la desigualdad

Tanto en Ecuador y en Venezuela, la derecha ha usado las redes sociales y medios impresos para tergiversar los hechos y llamar a hechos de desestabilización.

Durante el 2014, la derecha venezolana convocó a guarimbas (protestas violentas) en algunos municipios gobernados por estos sectores, acciones que fueron apoyadas por Washington y que se extendieron hasta junio de ese año. Estos ataques dejaron un saldo de 43 personas asesinadas y más de 800 heridos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.