• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un 40 por ciento de la población del mundo vive en áreas donde está en riesgo de infección con el dengue provocada por el mosquito Aedes aegypti.

Un 40 por ciento de la población del mundo vive en áreas donde está en riesgo de infección con el dengue provocada por el mosquito Aedes aegypti. | Foto: El Mundo

Publicado 18 enero 2017

Investigadores estadounidenses esperan obtener en un futuro insectos que eviten múltiples infecciones, entre ellas el Zika.

Un equipo de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, modificó genéticamente a mosquitos Aedes aegypti para mejorar su capacidad natural de combatir la infección con el virus del dengue.

Los mosquitos se infectan cuando se alimentan de alguien que tiene la enfermedad. Entonces, transmiten el dengue a personas sanas al picarles.

>> Conozca los avances científicos para 2017

"Si se puede reemplazar una población natural de mosquitos que transmiten el dengue con los que están genéticamente modificados que son resistentes al virus, se puede detener la transmisión de la enfermedad. Este es el primer paso hacia esa meta", aseguró el líder del estudio, George Dimopoulos, profesor de microbiología molecular e inmunología en la Hopkins.

Las modificaciones genéticas aumentaron significativamente la resistencia de los mosquitos al dengue. Pero los cambios no aumentaron las defensas de los mosquitos contra los virus del Zika o del chikungunya.

"Ese hallazgo, aunque decepcionante, nos enseña algo sobre el sistema inmunitario de los mosquitos y sobre cómo afronta los distintos virus. Nos orientará sobre cómo hacer mosquitos que sean resistentes a múltiples tipos de virus", explicó Dimopoulos en un comunicado de prensa acerca de la investigación que fue publicada el pasado 12 de enero en la revista PLOS Neglected Tropical Diseases.

Dimopoulos y su equipo dijeron que se necesitan más investigaciones y pruebas antes de que esos mosquitos resistentes al dengue se introduzcan en la naturaleza, un proceso que dijeron que podría tardar una década o más.

Los científicos reconocen que hay preocupaciones con la liberación de mosquitos modificados genéticamente en el medio ambiente, porque no pueden ser recapturados.

"Es por eso que se requieren extensos estudios de laboratorio y semicampo para hacer lo correcto", precisó el investigador.

>> Insectos invasores, los grandes enemigos de la economía mundial

Un 40 por ciento de la población del mundo vive en áreas donde está en riesgo de infección con el dengue, comentaron los autores del estudio. El virus es más común en el sureste de Asia y en las islas del Pacífico occidental. Pero las infecciones con el dengue han estado en aumento en América Latina y el Caribe.

Cada año, el dengue enferma a unos 96 millones de personas en todo el mundo. El virus provoca la muerte de más de 20 mil personas, sobre todo niños, dijeron los investigadores. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.