• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario escuchó los testimonios de las personas afectadas.

El mandatario escuchó los testimonios de las personas afectadas. | Foto: @Seguridad_Ec

Publicado 18 abril 2016

El Presidente escuchó los testimonios de los habitantes de Portoviejo y se solidarizó con las familias. La cifra de muertos aumentó a 350. 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llegó este lunes a Portoviejo, capital de Manabí, para recorrer las zonas afectadas por el terremoto de 7,8 que sacudió a ese país. 

En la cuenta de Twitter de la Presidencia se informó que el jefe de Estado se solidarizó con las familias. 

Además, conversó con los damnificados para conocer sus testimonios. 

Correa llegó el domingo en la noche de un viaje de trabajo por Estados Unidos y El Vaticano y aterrizó en Manta, ciudad de Manabí, que también fue afectada por el terremoto.

La corresponsal de teleSUR en Quito, Verónica Rivadeneira, informó que el Presidente se encuentra reunido en un gabinete ampliado de ministros en el Palacio de Carondelet para evaluar todos los temas, entre ellos la provisión de servicios básicos. 

Se espera un pronunciamiento del Ejecutivo con respecto a las acciones que se van a tomar para continuar enfrentando la emergencia. 

>> Cifra de muertos por terremoto en Ecuador sube a 350 

Asimismo, precisó que de los 100 privados de libertad que se fugaron de la cárcel de Portoviejo ya se han capturado 30. Hasta los momentos van 319 réplicas. 

Por su parte, el enviado especial de teleSUR en Portoviejo, Rolando Segura, mostró el panorama que se vive en esa zona. 

En contexto:

El terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher registrado el 16 de abril en la costa norte de Ecuador es uno de los de mayor intensidad registrados en América Latina en los últimos 20 años.

Se registró el movimiento telúrico entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales (norte), en la provincia de Manabí y cerca de Esmeraldas, donde también se sintió el impacto de las réplicas.

La última cifra oficial es de 350 muertos y 2527 heridos. Además de las pérdidas humanas, que han sido definidas como "lo más doloroso" por representantes del Gobierno, se registran puentes, carreteras y edificios destruidos, aún no cuantificados en pérdida monetaria. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.