• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Gambia existe una tensa situación ante un conflicto inminente.

En Gambia existe una tensa situación ante un conflicto inminente. | Foto: EFE

Publicado 20 enero 2017

El país africano afronta una situación política "turbulenta", afirma el analista internacional Sergio Galeana.

Dos posturas y alegatos sobre quién debe ostentar el poder político, la búsqueda de diálogo por parte de la comunidad internacional o la intervención extranjera, son algunos de los aspectos que rodean la situación en Gambia.

Ante este panorama es importante comprender todos los aspectos que engloban la actualidad del país africano. Para el analista internacional Sergio Galeana hay una situación política "turbulenta".

Raíz de la crisis


Yahya Jammeh, presidente por más de 22 años de Gambia gracias a un golpe de Estado ocurrido en 1994, optaba a su quinta reelección en las elecciones presidenciales de diciembre de 2016. Sin embargo, su rival Adama Barrow se convirtió en el vencedor de los comicios.

El resultado fue aceptado por el presidente saliente, pero se retractó posteriormente al alegar que existían "errores inaceptables". Con la anuencia del Parlamento, se decretó estado de emergencia en el país y se le concedió una extensión de mandato de 90 días.

Expresidente de Gambia
Yahya Jammeh, mandatario saliente de Gambia, se niega a ceder el poder

A pesar de esto, el resultado de las elecciones es reconocido como válido por parte de las fuerzas de oposición, el organismo electoral y la comunidad internacional, principalmente la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao).

>> ONU respalda al nuevo presidente de Gambia

Para Galeana, el reconocimiento inicial de la derrota representa una situación de extrema debilidad frente a las potencias regionales (Nigeria y Senegal, especialmente). El resultado electoral, asegura el analista, es "bastante claro y reconocido" por la comunidad internacional, por lo que no habría mucho margen para que Jammeh pueda mantenerse por mucho más tiempo en el cargo.

Búsqueda de la paz


La Cedeao decidió por unanimidad intervenir en el país en búsqueda de la restitución de los derechos constitucionales de Barrow. Sin embargo, se acordó frenar su avance sobre Banjul para dar una oportunidad a una última cita negociadora. El ultimátum expira este viernes.

En virtud de la tensa situación, los presidentes de Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, y Guinea, Alpha Condé, llegaron a Banjul para reunirse con Yahya Jammeh, exmandatario del país, con la finalidad de intentar convencerlo de que deje el poder, tras la toma de posesión ayer de Adama Barrow como nuevo jefe de Estado.

Presidente de Gambia
Adama Barrow, vencedor en las elecciones

Intervención militar


Para Galeana la peor solución para la inestabilidad en el país es una intervención militar porque habría víctimas en ambos lados y se generaría una debilidad interna muy grande que afectará todo su mandato de Barrow. 

>> Tropas de Senegal llegan Gambia en medio de crisis presidencial

Para el analista, la idea de Jammeh es poder ganar tiempo para negociar una salida. "Una salida que le garantice cierta impunidad", afirma, ya que el mandatario tiene una serie de acusaciones a escala internacional.

Mientras tanto, gran parte del gabinete de Jammeh ha abandonado Gambia en los últimos días, junto a miles de ciudadanos que temen un baño de sangre y turistas occidentales evacuados del país africano, los cuales esperan una resolución pronta y pacífica del conflicto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.