• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 1 diciembre 2015

Unos 40 mil asistentes acuden a París para conocer las nuevas medidas que permitan preservar el planeta Tierra. 

Desde el 30 de noviembre hasta el próximo 11 de diciembre, Jefes de Estado y representantes de 195 países asisten a la XXI Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21), para discutir los nuevos retos que enfrenta el mundo en esta materia, además de crear nuevos acuerdos que permitan mitigar el daño al planeta Tierra. 

El mantener en 2°C el alza de la temperatura global parece un número bajo, sin embargo, el compromiso de las naciones es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lucha que se vuelve cuesta arriba, en un planeta que ha aumentado en 1°C su temperatura desde 1850 y supera el 30 por ciento de las emisiones de Dióxido de Carbono. 

Lea también: Morales: El capitalismo es la fórmula destructiva de nuestra especie

Lograr que el balance entre el carbono liberado en la atmósfera y la cantidad equivalente retenida o compensada sea igual a cero o que se establezca una fecha límite de la cuota de emisión, puede ser medidas viables para lograr el mantenimiento de los 2°C, destaca el portal de Sostenibilidad. 

China, que es el país con el mayor índice de emisiones, se comprometió a trabajar por el uso de energías renovables.

Aunque se logre el objetivo, la cuota sigue siendo insuficiente, por lo que los asistentes abogarán por la renovación de metas cada cinco años. 

 

EL DATO

Los cinco gases de efecto invernadero son: Dióxido de Carbono (CO2), Metano (CH4), Óxidos de Nitrógeno (NOx), Ozono (O3) y Clorofluorocarbonos (CFC) 

El siguiente reto es aumentar el financiamiento para reducir el cambio climático en el mundo. 

La meta es alcanzar los 100 mil millones de dólares para 2020, ya el Fondo Verde para el Clima cuenta con 10.000 millones de dólares hasta 2018, con el que se financiarán proyectos sostenibles en el próximo año. 

Países como Estados Unidos y Rusia, fueron los principales en intervenir en París, en la que se comprometieron no solo a brindar su aporte económico para combatir el cambio climático, sino que aseguraron que apoyarán con su experiencia, a países en vías de desarrollo en ese reto. 

Lea también: Rusia propone acuerdo que reemplace el protocolo de Kioto

El presidente ruso, Vladimir Putin precisó que brindaría su apoyo tecnológico a los países en vías de desarrollo, para así facilitar su participación en el plan para mitigar el calentamiento global. 

Por su parte, su homólogo chino, Xi Jinping, expresó su deseo que se trabaje de forma conjunta, respetando a las naciones por igual. 

El siguiente compromiso radica en el uso de energías más limpias, como el caso de los campos eólicos. 

Por ejemplo, Brasil cuenta con uno de los más grandes en América Latina, complejo que es capaz de producir 
583 megavatios (MW).

El carácter vinculante y el enfrentamiento de modelos

Los países en vías de desarrollo, como el caso de Bolivia han criticado fuertemente la destrucción que causa el modelo capitalista a la Tierra. 

Evo Morales cuestionó las políticas de producción abrasivas de las grandes potencias, que finalmente destruyen el ecosistema, fue por ello que llamó a su pares a profundizar en las verdaderas causas del cambio climático y medidas pragmáticas, para luchar contra esa realidad. 

Bolivia y Ecuador, propusieron que los acuerdos de la COP21, deben tener un carácter vinculante, a través de la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental, que legisle y sancione a los países en esa materia. 

 

Putin por su parte, respaldó dicha posición, a fin de que se logre un nuevo documento que sirva de reemplazo del Protocolo de Kioto, que no establece una medida y revisión de la emisión de gases a países que no ratifiquen el acuerdo de 1997. 

Estados Unidos admitió que no ratificó su posición, pese a que es el segundo país con mayor emisión de gases tóxicos, el presidente de ese país, Barack Obama nunca se refirió a la meta de tomar un carácter vinculante de la Cumbre, de hecho no se espera que lo haga.

Lea también: Obama: EE.UU. es parte del problema del cambio climático

 Preservar el planeta

La Cumbre toma relevancia y genera esperanzas, no solo en sectores que defienden los derechos de la naturaleza, sino que se convierte en expectativa para toda la raza humana, que depende de la preservación de la Tierra para existir. 

En la actualidad, ya se percibe la desaparición de especies, de bosques, la aparición de nuevas enfermedades aún más resistentes, causadas por el uso indiscriminados de químicos o las emisiones de dióxido de carbono. 

Los 40 mil asistentes han expresado su deseo de trabajar, sin embargo, el reto ha de ir más allá de un encuentro meramente diplomático tomando en cuenta que la Tierra es el hogar de las generaciones futuras. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.