• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a la liberación, los cinco permanecerán como procesados hasta el juicio oral y público que se realizaría en 2016.

Pese a la liberación, los cinco permanecerán como procesados hasta el juicio oral y público que se realizaría en 2016. | Foto: EFE

Publicado 4 enero 2016

Cinco de los represores que se encontraban detenidos en calidad de procesados fueron liberados, denotando la impunidad en estos funcionarios acusados de lesa humanidad por delitos cometidos durante la dictadura en Argentina. 

El 23 de diciembre, el Tribunal Oral Federal de Argentina ordenó la liberación de los expolícias Luis Lucero, Miguel Ochoa, Oscar "Miseria" López, Jorge Quinteros y Orlando Pérez, quienes se encontraban en calidad de procesados, argumentando el vencimiento de los plazos de las prisiones preventivas (un año y seis meses de prórroga) por lo que, según el Juzgado, ya no podían permanecer en esa condición sin juicio oral.

Estos cinco exfuncionarios eran imputados por la causa Subzona 14 II, por la que fueron privados de libertad 18 funcionarios entre militares y policías, ocho de ellos fueron condenados a penas de entre 8 y 20 años de prisión por unos 30 casos de secuestros y torturas.

Lea también→ Vaticano abrirá archivos sobre dictadura argentina 

Otros gozan de prisión domiciliaria y aún falta por conocer la suerte del exjefe de la Policía Provincial, Luis Baraldini, quien se fugó en una oportunidad siendo recapturado en Bolivia a finales del año 2011. 

Todos son acusados de cometer delitos de lesa humanidad y genocidio contra al menos unas 300 personas, en el marco de la represión ilegal acontecida entre los años 1975 y 1983.  Los cinco estaban detenidos desde 2012 y permanecían alojados en el pabellón especial para condenados y procesados por el referido delito en la Unidad Penal 4.

El Gobierno de Nestor Kirchner fue el que acabó con la impunidad que existía contra los militares que habían participado en la represión, pero con la llegada de la derecha al mando del país, comandando por Mauricio Macri, cinco de estos represores quedan libres sin condena judicial. 

En sus discursos emplazó: “Que quede bien claro, el terrorismo de Estado es una de las cosas más sangrientas que le pueden pasar a una sociedad. No hay nada que habilite el terrorismo de Estado, y menos la utilización de las Fuerzas Armadas” y al conmemorar el 28 aniversario del golpe militar, Kirchner pidió perdón en nombre del Estado por las “atrocidades” cometidas por los dictadores.

Conozca quiénes son y qué hicieron estos represores durante la dictadura

El comisario retirado Luis Horacio Lucero fue detenido en el 2012 tras ser acusado por delitos de lesa humanidad cometidos hace más de 30 años en tiempos de la dictadura militar en Argentina.

Lucero cumplió funciones en el Departamento 2 de Inteligencia de la Policía de la Provincia de La Pampa y fue jefe de la Unidad Regional I, con sede en Santa Rosa en los años 90.

Foto: El Diario de la Pampa

El expolicia Miguel Ochoa formó parte del staff de la Seccional Primera de La Pampa donde funcionó el mayor centro clandestino de detención y torturas de la provincia durante la dictadura militar.

Ochoa también es acusado por los delitos de lesa humanidad, fue detenido igualmente en el 2012, al año siguiente, en octubre, le otorgaron arresto domiciliario por razones humanitarias debido al mal estado de salud en el que se encontraba su esposa, sin embargo a inicios del 2014 le fue revocada la medida y encarcelado de nuevo. 

 

Oscar "Miseria" López fue otro de los policías que conformó el staff de la Seccional Primera de La Pampa, quien se encargaba al igual que sus compañeros a practicar torturas en los varios centros clandestinos que funcionaron en la Provincia. Al menos seis de estos centros fueron identificados por testimonios de víctimas y testigos de los crímenes cometidos. 

Estos funcionaron en el norte, centro, sur y este, la franja mas poblada del territorio provincial, donde los "Grupos de Tareas" tuvieron una más activa participación en el secuestro, detención y tortura de personas.

Foto: El Diario de la Pampa

Jorge Quinteros y Orlando Pérez,  son los otros dos policías represores acusados de lesa humanidad cuando cumplían funciones en la Seccional Primera de La Panta, en cuya planta alta funcionó el mayor centro clandestino de detención y torturas de la provincia durante la dictadura militar.

Lea también→ Argentinos descontentos por aumento de tarifas en servicios

¿Qué ocurrió en la Subzona 14 II?

Las víctimas eran detenidas por agentes militares y policiales que respondían al Comando de la Subzona del Ejército, y trasladadas a la Seccional 1 de la Policía provincial, donde eran sometidas a interrogatorios mediante amenazas verbales, físicas y torturas.

Ocurrió durante el período del terrorismo de Estado y la dictadura militar que se instauró en 1976 en Argentina. Es la tragedia que muestra la página más tétrica de la Argentina.

Los acusados enfrentan cargos de "delitos de privación ilegal de la libertad agravada, por mediar violencia y amenazas, en forma reiterada, en concurso real con el delito de aplicación de tormentos, en forma reiterada". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.