• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las personas con mayor riesgo de infección secundaria son las que están en contacto más estrecho con las personas infectadas por cuidados médicos o los trabajadores de laboratorio.

Las personas con mayor riesgo de infección secundaria son las que están en contacto más estrecho con las personas infectadas por cuidados médicos o los trabajadores de laboratorio. | Foto: EFE

Publicado 1 septiembre 2016

El consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, envió un mensaje de tranquilidad a la población asegurando que “todo está controlado y no hay motivo de alarma”.

Autoridades sanitarias de España confirmaron este jueves los dos primeros casos de Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) detectados en Europa Occidental, uno de ellos ya falleció y la otra persona infectada es la enfermera que lo atendió.

La información fue confirmada por el consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, tras recibir el resultado de las analíticas que efectuó el Centro Nacional de Microbiología. “Estos son los dos primeros casos autóctonos de contagio (no importados de otro ámbito geográfico) registrados en Europa Occidental, por lo que España se enfrenta a un nuevo reto en medicina".

La primera víctima de esta grave enfermedad fue un hombre de 62 años quien murió el 25 de agosto en un hospital de Madrid, después de haber pisado otro centro médico donde fue atendido por la enfermera que se infectó.

Aunado a ello, la Consejería de Sanidad madrileña está realizando seguimiento a 200 personas que han estado en contacto con estos dos primeros pacientes diagnosticados.

>> Estudian 27 posibles casos de microcefalia por Zika en Paraguay

Este organismo está estudiando la posibilidad de aislar en sus viviendas a las personas que hayan estado más próximas a los infectados, puesto que los síntomas se presentan entre tres y cuatro días del contagio.

Ante esta situación, Sánchez Martos emitió un mensaje de tranquilidad “no hay motivo para alarmarse y no hay que pensar que todas las garrapatas van a transmitirla". Agregó que la FHCC no tiene nada que ver con el Ébola, “son dos enfermedades distintas aunque sean las dos fiebres hemorrágicas".

Explicó que el virus no fue diagnosticado en el hombre que falleció, sino hasta después de su muerte por ser un virus poco común.

“No lo sospechamos en un primer momento porque esta enfermedad no había existido hasta el día de hoy en los países de Europa Occidental", resaltó el consejero de Sanidad.

>> Misteriosa enfermedad mata a más de 30 niños en Birmania

En el caso de la enfermera contagiada, está siendo tratada en la unidad de aislamiento del Hospital Carlos III, donde son expertos en enfermedades tropicales, y según el consejero se encuentra "estable dentro de la gravedad de la enfermedad".

El dato: El virus (Nairovirus) de la FHCC se transmite al ser humano principalmente a través de garrapatas y del ganado, ya sea por la picadura del parásito o por contacto con la sangre o tejidos de animales infectados durante o inmediatamente después de la matanza.
También puede transmitirse entre personas en casos de contacto estrecho con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de los infectados, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Síntomas

Comienza de manera súbita, en forma de fiebre, dolor muscular, mareo, dolor y rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia.

También puede haber náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y de garganta al principio, seguidos de bruscos cambios de humor y confusión.

Al transcurrir de dos a cuatro días, la agitación puede dar paso a somnolencia, depresión y debilidad, y puede aparecer dolor abdominal.

Otros signos clínicos posibles son taquicardia, adenopatías (inflamación de los ganglios linfáticos) y erupción por hemorragia cutánea en mucosas internas (boca, garganta y piel).

Por lo general los pacientes muy graves pueden sufrir un rápido deterioro renal, o insuficiencia hepática o pulmonar repentina después del quinto día de enfermedad y de no recuperarse la muerte sobreviene durante la segunda semana, mientras que los que llegan a superarla, la mejoría comienza al noveno o décimo día.

¡Entérese! la tasa de mortalidad puede llegar al 40 por ciento. Además no existe vacuna y se trata de una enfermedad endémica en África, los Balcanes, Oriente Medio y Asia, según la OMS.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.