• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las estructuras fueron construidas alrededor del año 3000 a.c. y su significado todavía sigue siendo un misterio para la arqueología.

Las estructuras fueron construidas alrededor del año 3000 a.c. y su significado todavía sigue siendo un misterio para la arqueología. | Foto: EFE

Publicado 23 agosto 2016

Investigadores australianos confirman la relación directa entre las órbitas de la luna y el sol con las piedras antiguas de la isla Lewis, Escocia,

Los círculos de piedra de dos megalitos de 5 mil años de antigüedad de Escocia están alineados con los movimientos de los cuerpos celestes, reveló un nuevo estudio de la Universidad de Adelaide, Australia. 

El grupo de científicos encargado del estudio, estableció que las piedras de Callanish y las de Stennes en la isla de Lewis, Escocia, fueron construidas y levantadas en perfecta alineación con las órbitas del sol y la luna, este descubrimiento representa un avance en la resolución de uno de los mayores enigmas de la arqueología. 

El líder del estudio, Gail Higginbottom y sus colegas emplearon información crucial y un mapeo 3D, herramientas que les permitieron efectuar un empalme entre ambas alineaciones. 

Para Higginbottom era crucial para estas civilizaciones del neolítico formar estas estructuras rocosas y "unir la tierra con el sol y la luna". 

"Era importante para ellos realizar estos alineamientos como parte de su amplio sistema de creencia", subrayó el científico. 

El investigador explica la importancia fundamental que tenían las rocas para los pueblos antiguos porque lograban saber cuando el sol se posicionaba más hacia el sur en invierno y cuando se movía hacia el norte, justo cuando iba a comenzar la temporada de calor. 

Por último, el equipo de investigadores viajará a las rocas de Stonehenge, en el condado de Wittshire, Inglaterra. Sin embargo, el científico explicó que será una tarea difícil porque "tiene muchas alineaciones y cinco diferentes estructuras de piedras". 

En contexto

Se estima que la construcción del Stonehenge comenzó hace mil 600 años, en el Neolítico, hacia el año 3 mil 100 a.C. El conjunto está compuesto por un círculo interior con seis grandes bloques de piedra.

La interpretación más aceptada actualmente sobre el significado del monumento es la de centro ritual prehistórico alineado con el movimiento del Sol

El descubrimiento en el 2008 de más de sesenta restos de cremaciones datados entre tres mil y dos mil 500 a.C. respalda la imagen de Stonehenge como lugar de culto ancestral. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.