• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Por primera vez "las fuerzas armadas del Estado y las FARC -EP se encuentren en el terreno para desarrollar una misión conjunta.

Por primera vez "las fuerzas armadas del Estado y las FARC -EP se encuentren en el terreno para desarrollar una misión conjunta. | Foto: El Heraldo

Publicado 9 agosto 2016

Durante esta fase del proceso de paz, visitarán 23 zonas en seis regiones del país.

Colombia comenzó esta semana la inspección de las zonas donde se concentrarán las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) tras sellar la paz con el gobierno.

"Hoy, 8 de agosto, podemos decir que el proceso de paz llegó a Colombia (...) a través de unas visitas para hacer un reconocimiento técnico de cada una de esas 23 zonas y cada uno de esos ocho puntos complementarios", donde se ubicarán temporalmente los miembros de las FARC, una vez entre en vigencia el acuerdo, dijo a periodistas el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

Delegados del gobierno, FARC y las Naciones Unidas visitarán durante toda la semana seis regiones del país, añadió, y explicó que las misiones tripartitas buscarán "delimitar las zonas", "que tengan una vía de acceso adecuada", agua, electricidad y "asegurar que sean de un tamaño que le permita a la misión de las Naciones Unidas (...) verificar el cumplimiento de los acuerdos".

"Es un enorme reto logístico el que enfrentamos", aseguró Jaramillo, quien detalló que también participarán de la operación de inspección el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), gobernadores y alcaldes.

El objetivo también es que las partes dialoguen con los habitantes y aclaren sus dudas, e incluso que las autoridades lleguen a acuerdos con los dueños de los terrenos que ocuparán los guerrilleros para arrendárselos temporalmente, si fuera necesario.

>>ELN no comparte la esencia de los acuerdos de paz en Colombia

La rueda de prensa, en la que Jaramillo compareció junto al delegado de las FARC-EP, Carlos Antonio Lozada, y el jefe de observadores de la misión de la ONU, Javier Pérez Aquino, tuvo lugar en el departamento del Meta (centro), donde habrá cuatro zonas de concentración.

"Para Naciones Unidas esta actividad, que vamos a comenzar, es fundamental para obtener los requerimiento logísticos y operativos que necesita la misión", dijo Pérez Aquino.

Lozada, en tanto, destacó que por primera vez "las fuerzas armadas del Estado y los combatientes de la insurgencia se encuentren en el terreno para desarrollar una misión conjunta".

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, explicó recientemente que las FARC-EP dejarían las armas en los primeros 150 días después del acuerdo final, y que la ONU tendrá 30 días más, para extraer el armamento de las zonas de concentración que será depositado por fases en contenedores especiales.

Dijo que el fin del conflicto va más allá de la dejación de las armas. “Con la firma del acuerdo final termina una etapa, pero comienza otra que es la implementación de una paz firme. Aquí es donde hay que trabajar por una paz territorial”.

>>Colombia hoy: un Sí mayoritario al plebiscito que ponga fin al atroz conflicto armado

“El fin del conflicto no solo es callar los fusiles, este no es un tema militar, esto va mucho más allá y tiene que ver con una fase más larga de implantación de la paz, pero también con una posibilidad de reconciliación y en ese sentido no podemos olvidar el propósito final de esto, no es solo una especie de armisticio con un grupo armado, es también una oportunidad para Colombia; el 23 de junio se firmó el acuerdo del fin del conflicto que contiene los procedimientos de dejación de armas, las garantías de los colombianos, la puesta en marcha de un mecanismo tripartita presidido por Naciones Unidas, que es la forma más segura para que cada colombiano pueda llevar a cabo la verificación y el monitoreo del cese del fuego”, puntualizó.

En contexto
La primera vez que las FARC-EP se sentaron a negociar la paz fue en el 1984 con el presidente Belisario Betancourt. Las FARC-EP se comprometieron a suspender sus secuestros y formaron el movimiento político Unión Popular.
Tres años más tarde, la UP denunciaba el asesinato de más de tres mil 500 de sus miembros.
La seguridad democrática del presidente Álvaro Uribe intensificó el conflicto. Fueron los años más duros. El líder de la cúpula de las FARC-EP, Rodrigo Londoño, también llamado Timochenko, es quien se ha reunido en La Habana para refrendar el acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos desde 2012.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.