• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Impunidad campante: A pesar de haber cometido más de 20 mil crímenes documentados, Alias Julián Bolívar salió libre luego de permanecer solamente 9 años en prisión.

Impunidad campante: A pesar de haber cometido más de 20 mil crímenes documentados, Alias Julián Bolívar salió libre luego de permanecer solamente 9 años en prisión. | Foto: Produccionesmia

Publicado 22 mayo 2015

​Masacres, reclutamiento de menores de edad, homicidios selectivos, hurto de combustible, narcotráfico, tráfico de armas, torturas, extorsiones...

Lo anterior hace parte del prontuario del jefe paramilitar Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’ que pagó sus más de 20 mil crímenes con escasos 9 años de prisión.

De los 20.868 crímenes cometidos por Alias Julián Bolívar y registrados por Verdad Abierta, solamente reconoció la muerte de 45 personas y la desaparición de 20 en Santander (noreste de Colombia). Sin embargo en virtud del cuestionado esquema de “Justicia y Paz”, creado por Álvaro Uribe y que otorgó innumerables ventajas a los autores de crímenes de lesa humanidad, Bolívar sólo pagó nueve años de cárcel.

En marzo, Colombia negó la extradición a Estados Unidos, donde es solicitado por narcotráfico.

El Bloque Central Bolívar del cual fue jefe, siempre estuvo muy involucrado con el negocio del narcotráfico. En el 2005, el Censo de Cultivos de Coca estableció claras coincidencias entre las zonas de fuerte presencia del Bloque Central Bolívar (Nariño, Putumayo, Caquetá, Arauca, Vichada, Santander, Norte de Santander y Caldas).

Conocido con el alias de ‘Julián Bolívar' y nacido en Medellín el 24 de mayo de 1962’, este ex jefe del Bloque Sur del Bloque Central Bolívar, delinquió en zonas rurales y urbanas de Bolívar, Antioquia, Santander y Cundinamarca entre los años 1998 y 2005, periodo en el cual hizo parte de las Auc, al lado de Carlos Mario Jiménez, alias ‘Javier Montañez’ o ‘Macaco’, y de su hermano Guillermo Pérez Alzate, alias ‘Pablo Sevillano’.

Bolívar dirigía a los paramilitares del Bloque Central Bolívar, relacionados con tráfico de cocaína 

De acuerdo con las evidencias presentadas por la fiscalía colombiana, se conformó entonces la Convivir Deyavanc, una de las cooperativas utilizadas como paraguas, cuyas siglas significan Defensores de Yarumal, Valdivia, Angostura y Campamento. Su domicilio principal fue el municipio de Yarumal en el Departamento de Antioquia y tuvo una sede alterna en la localidad de Valdivia. En las actas de constitución fue inscrito como Revisor Fiscal Rodrigo Pérez Alzate.

Esta asociación contó con personería jurídica, la cual fue avalada por la Resolución 42395 del 22 de noviembre de 1996, firmada por el entonces Gobernador de Antioquia Álvaro Uribe Vélez, y por la certificación militar expedida por la IV Brigada del Ejército el 12 de noviembre de 1996, rubricada por el entonces comandante de la guarnición militar brigadier general Alfonso Manosalva Flórez.
 
Los nexos de esta Convivir con alias 'Julián Bolívar' fueron revelados en abril de 2007, cuando el entonces Senador Gustavo Petro, del Polo Democrático Alternativo, adelantó un debate sobre el paramilitarismo en Antioquia durante la gobernación de Uribe Vélez (1995-1997). Las explicaciones no se hicieron esperar y Uribe, como es su costumbre, negó toda responsabilidad.

Interesante---→ Exparamilitar confesó apoyo a campaña de Álvaro Uribe.
“Para febrero de 1997, se convierte en el líder de un grupo de autodefensas conocido como ‘el grupo de Pérez’, conformado por 19 hombres. Este es el inicio de Pérez Alzate en las autodefensas”, afirmó la fiscal que siguió su proceso, y agregó que el paramilitar actuó “en connivencia con miembros del Ejército que para esa época se asentaban en el municipio de Yarumal”.
 
De acuerdo con la confesión de alias ‘Julián Bolívar’ y las investigaciones de la Fiscalía 41 de Justicia y Paz, ese grupo paramilitar tenía una jurisdicción precisa: desde el peaje de los Llanos de Cuivá hasta el puente sobre el cauca en el corregimiento de Puerto Valdivia, en la vía a la Costa Atlántica. Se trataba de evitar roces con otros armados ilegales que empezaban a operar en esa región, entre ellos la estructura que había creado un grupo de mineros que, posteriormente, se convertirían en el Bloque Mineros, bajo el mando de Ramiro Vanoy Murillo, alias ‘Cuco Vanoy’.

Ver video: Paramilitarismo en Colombia frena la transformación del país


La primera tarea de Alias Julían Bolivar, fue tomarse el caserío del corregimiento Cerro Burgos, de Simití, Departamento de Bolívar. Esta se realizó el 11 de junio de 1998 y al lugar llegaron 96 paramilitares en cinco chalupas provenientes del sur del Cesar. “La incursión a este lugar marcó el inicio de Rodrigo Pérez Alzate en las autodefensas del Sur de Bolívar”, relató la Fiscal 41. Allí asesinaron a Hermes Villamizar Niño, Andrés Avelino Molina Pineda y Olga Lucía Mejía.
 
Documentos que recogen versiones de las víctimas dan cuenta de esta incursión: “Los paramilitares bloquearon las entradas y salidas de la localidad, buscaron en sus viviendas a algunas personas; primero llegaron a la casa de Andrés, quien había sido amenazado en reiteradas ocasiones. Éste se refugió en su vivienda y trató de defenderse con una escopeta de caza con la que dio muerte a dos paramilitares e hirió a otros dos, pero finalmente murió por efecto de una granada de fragmentación lanzada por los atacantes, quienes además demolieron totalmente el inmueble y quemaron los enseres”.  

Continúa el relato: “luego reunieron a un grupo de aproximadamente noventa personas, en el billar que administraba Hermes Villamizar, preguntaron por éste y por otros pobladores, pero no encontraron a ninguno”. Después de lanzar amenazas e insultos, se dirigieron a la residencia de Hermes “y lo obligaron a salir, lo esposaron y lo subieron a una chalupa. Olga Lucía, su cuñada, intentó oponerse, por lo que fue golpeada, ejecutada y su cadáver lanzado al río Magdalena”. Ambos cuerpos fueron encontrados flotando en el río Magdalena días después.
 
Después de varias incursiones en la región, el Bloque Sur del Central Bolívar ingresó a finales de 1998 al corregimiento San Blas y desde allí incursionaron en otros municipios, como Simití, Santa Rosa, San Pablo y Cantagallo. 
 

 

Poco a poco San Blas se fue convirtiendo en el epicentro de este grupo paramilitar, ya bajo el mando de ‘Julián Bolívar’. Allí se funda la primera escuela de entrenamiento militar del bloque, que contaba con toda la infraestructura para entrenar a 300 hombres, y la "escuela de estudios políticos superiores", en la que participaban los futuros voceros de esta organización criminal de extrema derecha.
 
Además, los paramilitares instalaron un sofisticado centro de comunicaciones dotado de equipos de última generación para transmisión, recepción y rastreo de información; incluso, montaron una emisora, Colombia Libre, y desde allí hacían las transmisiones radiales. También construyeron un hospital, una fábrica de uniformes y una armería.

Alias ‘Julián Bolívar’ estuvo en esta zona hasta el 2001, año en el cual le cedió el territorio a Jiménez Naranjo y se trasladó a Santander, para operar en dos zonas específicas: el puerto petrolero de Barrancabermeja y San Rafael de Lebrija. En esa época perpetraron por lo menos 20 masacres, que dejaron cerca de 77 muertos, segaron la vida de por lo menos 20 sindicalistas y dejaron un indeterminado número de desaparecidos.

Además, se le imputaron cargos por el reclutamiento forzado de 123 menores de edad, así como por 19 homicidios cometidos en Yarumal, 5 masacres y 3 desplazamientos forzados masivos en el Sur de Bolívar, 16 homicidios contra sindicalistas en Santander, 20 masacres con 78 víctimas en Barrancabermeja y Bucaramanga, y 26 homicidios perpetrados por sus hombres en Barrancabermeja y las poblaciones antioqueñas de Puerto Berrío y Yondó.

El 31 de marzo de 2004 “Julián Bolívar” conformó una mesa única de negociación con sus compañeros “Macaco” y “Ernesto Báez” dentro del Estado Mayor Negociador de las Auc con el gobierno de Álvaro Uribe. En estos diálogos ellos anunciaron el desmonte de 37 estructuras paramilitares y la desmovilización de 31.670 combatientes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.