• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La promulgación de la reforma tributaria constituye un triunfo político para la mandataria chilena. (Foto: archivo)

La promulgación de la reforma tributaria constituye un triunfo político para la mandataria chilena. (Foto: archivo)

Publicado 26 septiembre 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó este viernes una de las medidas más emblemáticas de su gobierno: la reforma tributaria, mediante la cual pretende recaudar ocho mil 300 millones de dólares anuales para financiar la reforma educativa y gastos sociales.

Mediante la promulgación este viernes de la reforma tributaria en Chile, por parte de la presidenta Michelle Bachelet, este país avanza en cuanto a la financiación de la reforma educativa, otra de las medidas programáticas importantes del actual gobierno que pretende impulsar la gratuidad y mejorar la calidad en la educación escolar y universitaria.

La reforma tributaria recaudará alrededor de ocho mil 300 millones de dólares anuales

"La reforma tributaria recaudará alrededor de ocho mil 300 millones (de dólares) cada año, con lo que aseguraremos financiamiento permanente para aquellas transformaciones comprometidas en áreas como educación, salud y protección social", anunció Bachelet durante la promulgación de la ley.

"Me comprometí que el acento de este gobierno estaría en disminuir las injustas brechas que separan a nuestros compatriotas y que dificultan nuestro crecimiento (...) esta reforma tributaria se inscribe dentro de este esfuerzo", afirmó Bachelet.

La promulgación de esta reforma constituye un triunfo político para la mandataria chilena ya que con ello cumple una de sus principales promesas de campaña, a tan sólo seis meses de haber comenzado su mandato, y representa un paso más hacia otra gran promesa: la reforma educativa.

La norma incluye además un incremento gradual de impuestos a las grandes empresas, de un 20 a un 27 por ciento, medidas para disminuir la evasión e incentivos al ahorro y la inversión, en medio de la desaceleración que padece la economía chilena.

Además de las reformas tributaria y educativa, Bachelet también se ha comprometido a promover una nueva Constitución, que acabe con la que fue impuesta en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.