• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Diego Guzmán y Exequiel Borvarán son hoy bandera de lucha para el movimiento estudiantil chileno

Diego Guzmán y Exequiel Borvarán son hoy bandera de lucha para el movimiento estudiantil chileno | Foto: La Izquierda Diario

Publicado 7 octubre 2017

El crimen de los jóvenes, que representó un duro golpe para los estudiantes chilenos, ocurrió una semana antes del atentado contra el también universitario Rodrigo Avilés, quien permaneció semanas en coma tras recibir el impacto de un carro lanza aguas de la policía chilena. 

El 14 de mayo de 2015, los jóvenes Diego Guzmán (24) y Exequiel Borvarán (18) fueron asesinados por un mismo disparo mientras se retiraban de una marcha estudiantil por la educación pública, gratuita y de calidad, en la Plaza Victoria en Valparaíso, conocida ciudad porteña de Chile.

Este viernes, a más de dos años del incidente que conmocionó al país, se inició el juicio oral en contra del único imputado por el crimen: Giuseppe Briganti, de entonces 20 años, quien disparó contra los jóvenes desde el balcón de su casa.

>> Chile: testigo relata asesinato de estudiantes de Valparaíso

Minutos antes de percutar los disparos, el padre de Briganti había tenido un altercado verbal con otros jóvenes que rayaban propiedad ajena -no la suya- con consignas de la causa estudiantil. A raíz de esto, su hijo habría salido también a la calle, en respaldo del padre. Pese a que los estudiantes que habían pintado el muro, se disculparon, el joven de 20 años, entró a su casa, subió al segundo piso y descargó un arma contra la multitud que se encontraba retirándose del lugar, asesinando con un mismo proyectil a Diego y Exequiel.

A las 14H00 (hora local) de este viernes, Briganti fue formalizado en el Tribunal Oral en lo Penal de Valparaíso, en un proceso que tardará varios meses, acusado por el delito de homicidio; además de porte ilegal de arma de fuego y de tráfico de droga en pequeñas cantidades, las que fueron encontradas al momento de allanar el lugar. 

El juicio, que se realizará en el Tribunal Oral en lo Penal de Valparaíso, durará varias semanas. En cuanto a las penas que arriesga Briganti, la Fiscalía pide 12 años por cada una de las muertes; mientras que el abogado de las familias de los jóvenes, exige 15 años por cada uno. 

>> Estudiantes chilenos marchan contra la represión policial

En tanto, la defensa de Braganti, asegura que el hombre no quiso matar a nadie ya que "disparó al aire". Ante esos argumentos, Olga Salinas, madre del joven Exequiel Borvarán, declaró a Radio UChile que esta versión es irrisoria: "Decir que no tengo la intención si, aún más, hay audio y testigos que dicen que él amenaza con matarlos a todos y sale y dispara. Qué más prueba que eso que sí tenía la intención de matar. Era alguien que, además, tenía manejo y conocimiento de armas, entonces es tan liviano ese argumento que se desarma sólo. No tiene sentido", argumentó la mujer.

Diego Guzmán, de 24 años, estaba a poco de graduarse en Prevención de Riesgos y pertencía a las Juventudes Comunistas; mientras que Exequiel Borbarán, de 18 años, cursaba primer año de psicología. Ambos eran estudiantes de la universidad Santo Tomás.

El caso impactó profundamente al país, iniciándose desde esa misma tarde una serie de conmemoraciones en memoria de los jóvenes, entre los que participaron los diputados y exdirigentes estudiantiles de 2011, Camila Vallejo, Giorgio Jackson y Gabriel Boric, a quienes se les vio profundamente afectados.

El hecho fue un golpe hondo para el reconocido movimiento estudiantil, que inició una campaña llamada "Chile los mató", con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre los valores que preponderan en dicho país, en el que la propiedad privada por un supuesto rayado de un muro, valga más que la vida y sea justificación para atentar y acabar con dos estudiantes que caminaban por el lugar.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.