• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ya van más de 10 militares detenidos por este caso.

Ya van más de 10 militares detenidos por este caso. | Foto: Reuters

Publicado 31 julio 2015

El proceso se amplió para cuatro exsoldados, que estaban dentro de la patrulla del capitán Fernández Dittus, encargado de comandar el grupo que atacó a una de las víctimas. 

La justicia chilena procesó este jueves a otros cinco militares por su presunta responsabilidad en el llamado Caso Quemados, en el cual dos jóvenes fueron rociados con gasolina y quemados en 1986, durante una protesta contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El juez chileno Mario Carroza amplió los procesamientos dictados la semana pasada, entre los que incluyó al capitán retirado Pedro Fernández Dittus, quien comandaba el grupo que supuestamente atacó a una de las víctimas.

Fernández Dittus fue imputado por la autoría de los delitos de homicidio consumado, en el caso específico del fotógrafo Rodrigo Rojas, en julio de 1986 y por homicidio frustrado, en el caso de la otra víctima, Carmen Gloria Quintana, quien sobrevivió a la agresión.

De igual manera, el proceso se amplió para cuatro exsoldados, quienes integraban la patrulla de Fernández Dittus, uno de ellos con arresto domiciliario por haber colaborado en la investigación.

El resto de los imputados estarán en prisión preventiva, así como las siete personas imputadas el viernes 24 por los mismos cargos.

Estos detenidos se suman a otros exmilitares a los que el juez especial Mario Carroza procesó el pasado viernes 24 de julio por el crimen ocurrido en 1986.

EN CONTEXTO
Rodrigo Rojas, un fotógrafo de 19 años, murió 96 horas después de los hechos a causa de las quemaduras, y Carmen Gloria Quintana, una universitaria de 18 años, logró sobrevivir pese a tener quemado el 62 por ciento del cuerpo. Tras ser víctimas de ese crimen, los jóvenes fueron llevados por los militares hasta las afueras de Santiago y arrojados a una zanja, de la que pese a sus heridas lograron salir algunas horas después y pedir ayuda.
El hecho permaneció bajo la sombra durante casi tres décadas, hasta que un exrecluta rompió el pacto de silencio que mantuvo durante todo este tiempo y realizó un crudo relato de los acontecimientos.

LEA TAMBIÉN:

Juzgan a exmilitares por quemar a jóvenes en dictadura chilena


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.