• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las policía alemana fue la encargada del operativo de captura del confeso asesino.

Las policía alemana fue la encargada del operativo de captura del confeso asesino. | Foto: EFE

Publicado 30 octubre 2015

El autor del asesinato asegura haber estrangulado al niño con un cinturón para "hacerlo callar" antes de enterrarlo en arena para gatos.

La policía alemana anunció este viernes la captura del confeso autor de la muerte de Mohamed Januzi, el niño refugiado bosnio de cuatro años desaparecido el pasado 1 de octubre del centro de registros de Berlín, cuyo cuerpo fue hallado en el maletero de un automóvil. 

Lea aquí: Continúan las protestas racistas contra refugiados en Alemania

El confeso autor, llamado Silvio S., trabajaba en una empresa de seguridad en la localidad de Teltow, y, reconoció también haber secuestrado y asesinado a otro niño, Elias, desaparecido desde el pasado 8 de julio de Potsdam, capital de Brandeburgo, agregó.

El confeso asesino aseguró haber estrangulado al niño con un cinturón para "hacerlo callar" antes de enterrarlo en arena para gatos.

Al llegar a la vivienda de su madre fue detenido e indicó a la Policía que en su coche tenía el cuerpo del menor, informó el fiscal general de Berlín, Michael von Hagen. 

El dato: Según el portal web RT "la tragedia ha puesto de relieve las dificultades que afronta Alemania al tratar de acoger a miles de refugiados que vienen desde zonas fronterizas para quedarse en el país. Se espera que este año otros 800 mil refugiados lleguen a Alemania".

El niño había sido visto vivo por última vez el 1 de octubre en el centro de registro de peticionarios de asilo de Berlín.

Según el fiscal instructor, la autopsia, que se prolongó durante ocho horas después de tener que proceder con extremo cuidado para no eliminar pruebas, confirma que el menor fue asesinado poco después de su secuestro.

La confesión 

El hombre dijo haber abusado de él esa misma noche y a la mañana siguiente, y que cuando comenzó a "lloriquear" porque "quería marcharse de allí", lo estranguló con un cinturón "para hacerlo callar", agregó.

Después lo metió en una bañera en el desván y la cubrió con arenilla para gatos, de manera que el cuerpo quedó prácticamente oculto, describió.

Antecedentes

El pasado 1 de octubre la madre de Mohamed  acudió al centro de registro para regularizar la situación de la familia, originaria de Bosnia-Herzegovina y residente desde hace varios años en Alemania.

En dicho centro cuando fueron captadas por las cámaras de vídeo imágenes del menor, de la mano de un adulto, hasta ese momento desconocido. saliendo del lugar. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.