• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El acuerdo dificultaría la crisis

El acuerdo dificultaría la crisis

Publicado 10 marzo 2016

El organismo de la ONU considera que los acuerdos recompensan el comportamiento de aquellos que se niegan a participar en los esfuerzos de reestructuración de la deuda.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDHNU) alertó este miércoles que el acuerdo del Gobierno argentino con los fondos buitre no solucionaría la crisis de deuda de una manera justa y por el contrario la dificultaría.

Los expertos del CDHNU Juan Pablo Bohoslavsky y Alfred de Zayas señalaron que el pacto “aumentará el riesgo moral y alentará litigios disruptivos de los acreedores".

“Un acuerdo validaría el tipo de litigios predatorios que han aumentado durante la última década. Estos acuerdos dificultarán la solución de las crisis de la deuda de una manera justa, oportuna y eficiente, alentando y recompensando el comportamiento de aquellos que se niegan a participar en los esfuerzos de reestructuración de la deuda”, explicaron.

>> Argentina acuerda pagar 190 millones de dólares a fondos buitre

Los consejeros señalaron además que “estas no son buenas noticias para los intentos de resolver la crisis de la deuda en forma oportuna y de una manera sensible a los derechos humanos”.

Estas afirmaciones se producen luego que el Gobierno de Argentina concretara un nuevo acuerdo con un grupo de fondos buitre por un valor de 190 millones de dólares, con los que sube a más de 8 mil 100 millones de dólares el compromiso de pago con los bonistas que rechazaron el canje en 2005 y 2010.

Al respecto, el diputado argentino del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, aseguró que para poder votar por el acuerdo propuesto por el Gobierno y saldar la deuda con los fondos buitre es necesario que “los abogados del Estado nos digan que no hay riesgo” ni que es “inequitativo”.

Advirtió que se corre el riesgo de que al llegar a un acuerdo que favorezca a los fondos buitre, el resto que aceptó la reestructuración de la deuda podría reclamar las mismas condiciones.

>> Parlamento argentino debe analizar acuerdo con fondos buitres

En Contexto
Entre 2011 y 2012 los fondos buitre, conformados por diferentes acreedores extranjeros, reclamaron el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, lo que representaba el 100 por ciento de la misma adquirida por Argentina, además, de la cancelación de intereses, hecho que avaló el juez de Nueva York Thomas Griesa.
Pese a que Argentina no se negó a cancelar la deuda, apeló la decisión del Tribunal estadounidense para buscar la reestructuración de los pagos.
En 2014, bajo el mandato de Cristina Fernández logró revertirse la decisión de Griesa y congeló el pago de 700 millones de dólares adicionales a la deuda, aunque se mantiene el litigio entre los acreedores y el país suramericano.
Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre, pero este admitió que las reuniones con los acreedores buscaban el default en Argentina y que no iban "tan bien" como se esperaba.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.