• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Movimientos populares, sindicatos y organizaciones sociales se reunen en las distintas capitales de la nación.

Movimientos populares, sindicatos y organizaciones sociales se reunen en las distintas capitales de la nación. | Foto: EFE

Publicado 5 marzo 2016

Movimientos sociales y políticos tomaron las calles cercanas a la residencia de Lula da Silva en Sao Paulo en contra de su detención e interrogatorio.  

Las calles de Brasil amanecieron con manifestaciones de simpatizantes del expresidente, Luiz Inácio Lula Da Silva, en contra de su detención e interrogatorio por el caso de corrupción de la estatal petrolera Petrobras. 

Los que están a favor del Partido de los Trabajadores (PT) y del gobierno de Dilma Rousseff gritan consignas en contra de la medida de las autoridades, que a juicio de expertos, intenta desprestigiar la imagen del exmandatario, desde que anunció su deseo de volver a la Presidencia. 

 

Vale destacar que Lula da Silva afirmó que se sintió "prisionero", cuando la Policía Federal allanó su casa para llevarlo a una comisaría, donde prestó declaración durante más de tres horas.

Da Silva aseguró estar indignado por la llegada de los agentes y lamentó la actuación del Poder Judicial, en un discurso que pronunció en la sede de la dirección nacional del PT. 

 

El expresidente encabezó anoche un acto público en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, después de ser trasladado ayer por la policía desde su residencia para prestar declaración.

Algunos militantes del PT pasaron la noche en una vigilia frente a la casa de Lula, en el municipio de Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo, donde se espera que lleguen más seguidores hoy para expresar su solidaridad al exlíder sindical.

Lula, uno de los fundadores del PT y quien gobernó entre 2003 y 2010, prestó declaración durante unas tres horas por su supuesta implicación en el escándalo de desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

El exjefe de Estado calificó como persecución política y exagerada la acción de la policía. En una declaración a la prensa anunció que comenzaría a movilizarse en las calles, escenario que conoce toda su vida política.

"La única respuesta que puedo dar a la ofensiva es ir a la calle y decir: estoy vivo y soy más honesto que vosotros", afirmó Lula en un mitin ante centenares de simpatizantes, celebrado en la sede del sindicato de empleados de banca en Sao Paulo.

La derecha intenta apagar a Lula 

Para el analista internacional, Juan Manuel Karg, miles de brasileños salieron a las calles para apoyar al exmandatario y “el panorama se puede observar en varios estados del país suramericano”.

El analista, además, enfatizó que lo ocurrido en Brasil parece el común denominador del panorama de varios presidentes que a la vez son líderes latinoamericanos.

“La derecha del país quiere avanzar a través de la vía judicial para intentar volver al poder político”, aseveró Karg.

>> Rousseff critica traslado arbitrario de Lula a la policía por caso Petrobras

Para Karg, lo que intenta hacer la oposición de Brasil contra Lula es evitar que él se presente en las elecciones del 2018, debido a que “Lula a la derecha le genera temor”.

Por su parte, el Partido Comunista de Chile, a través de un comunicado, repudió la operación política y comunicacional montada en contra del expresidente.

Indicaron que se incluyó en el proceso “un innecesario, violento y aparatoso allanamiento a su vivienda y una toma de declaración”, de acuerdo a las normativas brasileñas, que legisladores y juristas de ese país ya lo señalaron.

"Si el juez Sergio Moro quería interrogar a Lula por el caso de corrupción en la estatal Petrobras, solo debía citarlo. No era necesaria la absurda y desproporcionada acción en contra del expresidente", indicaron miembros del partido chileno. 

>> Detención contra Lula da Silva fue arbitraria e ilegal

Según medios locales, aún se esperan varios actos de solidaridad con Lula. Movimientos populares, sindicatos y organizaciones sociales se reunirán en las distintas capitales de la nación. 

Igualmente, activistas y políticos denunciaron que lo ocurrido contra el expresidente es un "espectáculo mediático unido a operaciones políticas".

Cortesía: Brasil de Fato

 

 

EN CONTEXTO
El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, fue detenido por orden de conducción coercitiva del juez federal de Curitiba, Sergio Moro, quién dirige la pesquisa sobre la apropiación ilegal de unos 2 mil millones de dólares, enmarcada en las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras, que se vincula a su vez a las indagaciones anticorrupción Lava Jato.
Desde que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva anunció su intención ser candidato a la presidencia en las próximas elecciones, la oposición activó una nueva fase de la investigación que busca dañar su imagen.
En total, 44 personas son objetivo de esta nueva fase de Lava Jato y "Aletheia", un término griego que significa "búsqueda de la verdad".

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.