Bolivia se levanta ante la tempestad | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Río Acre, desbordado en el departamento Pando (norte).

Río Acre, desbordado en el departamento Pando (norte). | Foto: ABI

Publicado 25 febrero 2015

Pese a la fuertes precipitaciones que han caído en esta región suramericana, el Gobierno del presidente Evo Morales ha respondido de manera eficaz prestando las ayudas necesarias para los más afectados y resolver todos los problemas.

Las intensas lluvias que han azotado Bolivia han dejado hasta la fecha 18 mil familias damnificadas, 27 personas fallecidas, además de miles de hectáreas de cultivos perdidas a lo largo de los 73 municipios que se encuentran actualmente en estado de emergencia. 

La cifra de familias afectadas por las lluvias en Bolivia ascendió este lunes a 18 mil 200. Este martes fueron enviadas unas 3,8 toneladas de alimentos, camas y víveres que fueron entregadas a unas 800 familias afectadas por el desbordamiento del Río Acre, al norte del país. 

El Río Acre ocupa un tres por ciento del departamento de Pando (norte) con una superficie de mil 776 kilómetros cuadrados de extensión.

Desde el pasado viernes 20 de febrero, sus aguas subieron a 13,2 metros de altura e inundaron gran parte de Cobija (capital de Pando), sin dejar fallecidos ni heridos.

Sin embargo, este miércoles el gobernador del departamento de Pando, Edgar Polanco, informó que el caudal del río Acre comenzó a descender un centímetro por hora.

Hasta la fecha, los tres niveles de Gobierno han distribuido 15 toneladas de alimentos y víveres a los damnificados, tanto de Cobija como de poblaciones aledañas al río Acre.

Polanco indicó que el 50 por ciento de las unidades educativas fueron habilitadas como albergues temporales, además de contar con el apoyo de  los párrocos de las iglesias, que ofrecieron sus espacios para albergar a más afectados.

Localidades como La Paz (oeste) Santa Cruz (centro-este), Chuquisaca (sur), Potosí (suroeste), Oruro (oeste), Cochabamba (centro) y Pando (norte) se han visto especialmente afectadas por las fuertes precipitaciones.

Asistencia para los más necesitados

El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, informó este miércoles en entrevista a la Red Patria Nueva, que en el transcurso del día (miércoles) serán enviados dos aviones Hércules a Cobija con brigadas médicas, 600 colchones, 600 mosquiteros y vituallas. 

Informó que en las Localidades de Filadelfia y Porvenir (Pando) hay entre 30 a 40 familias afectadas a las que se llegará con ayuda mediante helicópteros porque la mayoría se encuentra aislada por la crecida del Rio Tahauamanu y es imposible el traslado de víveres. 

Asimismo, el Gobierno llevó este martes un avión Hércules con ayuda humanitaria a la ciudad amazónica de Pando (norte) para apoyar a más de 800 familias afectadas por el desbordamiento del Río Acre a causa de las fuertes lluvias que han azotado a la zona en los últimos días.

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera notificó que junto al Ministro de Defensa, Jorge Ledezma y el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, encabezaron las tareas de ayuda a los damnificados porque -según sus palabras- es una misión y una obligación "ayudar en todo lo que se pueda a la población".

Igualmente, realizó el anuncio sobre la entrega de viviendas a los damnificados de los barrios más afectados tras las inundaciones en la ciudad de Cobija, explicó que todos los habitantes de los barrios, que son afectados recurrentemente por la crecida de los ríos deben ser reubicados a lugares más altos.

"Les vamos a dar terreno y vivienda construida digna en otros lugares de altura y esos barrios tendrán que ser demolidos".

Alrededor de 80 médicos fueron desplazados a los albergues para atender a los damnificados. 

Banco Mundial finanza ayuda

El Banco Mundial (BM) aprobó este martes un programa de apoyo financiero de 200 millones de dólares para fortalecer el marco legal e institucional de los mecanismos de respuesta contra los desastres y el cambio climático en Bolivia, informó el organismo en La Paz (oeste).

La mitad de los fondos provienen de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y el resto del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), indicó el BM en un comunicado.

El programa ayudará a implementar la Ley de Gestión de Riesgos de Desastres aprobada en noviembre pasado, el fortalecimiento de la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático, así como la mejora y el manejo de las emergencias, y la disminución de los impactos económicos, según el BM.

Durante el 2014, la época de precipitaciones fue una de las más devastadoras de las últimas décadas, con 60 personas fallecidas, unas 60 mil familias afectadas y pérdidas millonarias en el sector agropecuario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.