• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 30 septiembre 2014

Cristina Fernández anunció que Argentina depositó 162 millones de dólares en dos cuentas: una para los bonistas adheridos al proceso de canje de 2005 y otro para el 7,6 por ciento que no ingresó al canje "porque no quiso". El pago fue realizado pese a los ataques del juez neoyorquino Thomas Griesa, aseguró la mandataria.

La dignataria de Argentina, Cristina Fernández, destacó el doble sentido del juez neoyorquino Thomas Griesa al declarar a esa nación en desacato, pues no le parece coincidencia que el anuncio se haya hecho un día antes de que Argentina cancelara parte de su deuda soberana.

"El problema no es el dinero de los holdouts, sino que quieren frenar el pago de la deuda soberana de Argentina y que debamos millones de dólares", expresó.

En ese sentido, agregó que no le extrañarían posibles sanciones económicas contra Argentina por el ensañamiento de Griesa en el caso fondos buitre. "Tal vez decidan tomarme presa la próxima vez que vaya a Nueva York, pero voy a ir igual", dijo.

Pago de la deuda soberana

Argentina depositó 162 millones de dólares en dos cuentas. Uno para los bonistas adheridos al proceso de canje de 2005 y otro para el 7,6 por ciento que no ingresó al canje "porque no quiso".

Además, desembolsaron 100 millones de dólares más a cuenta del 100 x 100. "Con ella estaríamos cumpliendo con la Ley de Pago Soberano que consiste en el pago total a los acreedores de Argentina, a los que habían ingresado al canje y a los que están afuera".

Con esta Ley de Pago soberano, la dignataria destacó los fundamentos legales que se basan en saldar completamente la deuda soberana de Argentina y acabar con ese flagelo heredado de gobiernos anteriores al de ella y Néstor Kirchner.

Provocación de EE.UU. 

La dignataria argentina calificó de "provocación" la carta que emitió el Departamento de Estado de Estados Unidos unidos respecto a la demanda de los fondos buitre y a la situación social de la nación suramericana. 

Fernández leyó algunos fragmentos de la carta de Washington referentes al supuesto tambaleo del sistema financiero del país, ahora que enfrenta una demanda con 7 por ciento de acreedores bursátiles especulativos que no entraron al canje de deuda en 2005 ni en 2010, y ahora exigen un pago ilegal de mil 330 millones de dólares, que el Estado ha resuelto cancelar.

"Si tanto les preocupa hoy la Argentina, ¿Por qué no dejan que la Argentina pague su deuda? Que la quiere pagar" manifestó la mandataria argentina desde la Casa Rosada (sede del Gobierno nacional).

Por otro lado, Fernández destacó que la situación social de Argentina no es de incumbencia de ningún país que promueva la violencia, devaluación y desestabilización económica.

"Mi meta es que nos respeten como país, seamos peronistas, radicales, musulmanes o ateos no importa, que no respeten como país", recalcó y luego acotó que los argentinos deben analizar la presión sobre el tipo de cambio que adelantan los bancos para llevar a la devaluación. "No voy a permitir que estafen al pueblo", sentenció. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.