• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Expertos afirman que el Gobierno de Macri no posee un plan para combatir el alza de precios

Expertos afirman que el Gobierno de Macri no posee un plan para combatir el alza de precios | Foto: AP

Publicado 11 marzo 2016

De acuerdo con la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, hubo un ascenso progresivo desde diciembre de 2015 y la tasa inflacionaria ahora se ubica en 13,1 por ciento.

La inflación en Argentina sigue ascendiendo de acuerdo con las últimas mediciones, desde que llegó al poder Mauricio Macri hace tres meses y se ubica en 13.1 por ciento con picos mayores en algunos rubros. 

Los números fueron presentados por dirigentes del Frente Renovador, Sergio Massa; de Generación para un Encuentro Nacional, Margarita Stolbitzer, y Libres del Sur, Victoria Donda, en la Cámara de Diputados. 

En rueda de prensa los tres políticos criticaron a Macri por la subida de precios y la creciente desmejora de la calidad de vida de los argentinos. 

La tasa inflacionaria venía en ascenso desde enero cuando se ubicó en 3,8 por ciento, y luego en febrero fue de 4,8 por ciento, lo que totaliza 8,6 puntos en los dos primeros meses de 2016.  

En el plano interanual el acumulado de la inflación supera el 33 por ciento. Según Stolbitzer, existe una diferencia sustancial con las prioridades del Gobierno. "No está poniendo el mismo esfuerzo en resolver algunos problemas que otros. No tener un programa para combatir la inflación a esta altura es realmente inconcebible", lamentó la dirigente de Generación para un Encuentro Nacional. 

Los cálculos presentados no distan mucho de las cifras expuestas por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires (capital), que en cuanto al Índice de Precios al Consumidor (IPCBA) dijo que la inflación acumulada es de 8,3 por ciento en lo que va de año, con una variación interanual de 32,9 por ciento. 

Rubros alimenticios como la carne se ubicaron en 30 por ciento en la tasa inflacionaria

El gobierno de Buenos Aires argumentó que el ascenso se debió al alza de los precios en distintos rubros como la electricidad que tuvo un incremento del 1,3 por ciento; mientras que la vivienda, agua, electricidad y otros gastos primarios reflejo un crecimiento del 12 por ciento, señala una nota de Página 12.

Asimismo, subieron gastos del equipamiento y mantenimiento del hogar a 4,5 por ciento y los gastos en materia alimenticia un aumento del 3,8 por ciento.

Para Donda "es muy importante tener una herramienta de este tipo para la sociedad. La inflación es un impuesto para las clases populares", además fustigó el acuerdo con los fondos buitre, que ha endeudado a la nación y lo calificó de falso. 

>> Argentina acuerda pagar 190 millones de dólares a fondos buitre.

 "Ningún inversor va a un país donde no hay un buen clima de inversión", remarcó Donda para después añadir que "es cierto que hay empresarios que quieren sacarle agua a las piedras o dinero a los bolsillos secos de las clases populares, pero también es cierto que hay un Estado que no está decidido a enfrentarlos". 

En contexto 
Acreedores extranjeros que no entraron al canje hecho entre 2005 y 2010 por el gobierno de Néstor Kirchner, reclamaron a Argentina el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, lo que representaba el 100 por ciento de la misma adquirida por Argentina antes de la llegada del kirchnerismo.
Para presionar al Gobierno a cancelar el total de la deuda, recurrieron al juez de Nueva York, Thomas Griesa, que exhortó al gobierno argentino a cancelar la cantidad solicitada.  
Argentina no se negó a cancelar, pero apeló a a reestructuración de los pagos. En 2014, la exmandataria Cristina Fernández logró revertir la decisión de Griesa y congeló el pago de 700 millones de dólares adicionales a la deuda, sin afectar el litigio entre los acreedores y el país suramericano.
Canceló la parte acordada con los que entraron al canje y aceptaron la reestructuración de la deuda, y blindó la economía con la ley de Pago Soberano y la ley Cerrojo.
Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre, pero este admitió que las reuniones con los acreedores buscaban el default en Argentina y que no iban "tan bien" como se esperaba. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.