• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Advierten que el Gobierno de México ha generado graves efectos en la sociedad al militarizar gran parte del país, sin lograr erradicar la ola de violencia.

Advierten que el Gobierno de México ha generado graves efectos en la sociedad al militarizar gran parte del país, sin lograr erradicar la ola de violencia. | Foto: Proceso

Publicado 16 junio 2017

Los hechos de violencia que dejan miles de personas muertas y desaparecidas en México, también repercuten sicológicamente y emocionalmente en la sociedad. 

En el Foro Nacional de Salud Mental en Contexto de Violencia "Hablemos de las Heridas", realizado en México, sus asistentes señalaron que en el país se vive una situación de violencia colectiva.

El miembro del Seminario de Estudios sobre la Globalidad, de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Ramón de la Fuente, señaló que las desapariciones, asesinatos y violaciones de derechos humanos forman parte de la violencia, de la que participa el Estado y los efectos de esta violencia disminuyen un año la esperanza de vida, en promedio.

>>Hallan 18 muertos en fosas clandestinas en una semana en México

De la Fuente expresó que entre las acciones del Estado que generan graves efectos en la población está la militarización de gran parte del país, sin lograr ningún éxito para detener los focos de violencia.

Asimismo, indicó que la violencia de género es la más alarmante, los asesinatos y todo tipo de violaciones contra las mujeres preocupan a las organizaciones, debido a que estas agresiones desarticulan a las familias.

Por su parte, María Elena Medina Mora, del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, dijo que la violencia implica en la salud mental de quienes la padecen de forma directa o indirecta, y conlleva a conductas agresivas, suicidio y adicciones.

>>Tribunal mexicano confirma sentencia por caso de guardería ABC

Medina explicó que el estrés postraumático genera estados depresivos más preocupantes que la situación que los provocó, y dijo que entre los sectores más vulnerables a este fenómeno están los jóvenes, las mujeres y los menores de edad.

La especialista hizo un llamado a no criminalizar a las personas que cometen actos violentos o antisociales en respuesta a las agresiones que ellas mismas padecieron en su infancia, y recalcó que esta problemática puede resolverse mediante programas de atención social.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.