• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El primer encuentro entre Donald Trump y Barack Obama en la Casa Blanca.

El primer encuentro entre Donald Trump y Barack Obama en la Casa Blanca. | Foto: Reuters

Publicado 11 enero 2017

"Espero que con el nuevo presidente y su equipo podamos garantizar una transición segura, así como Bush hizo conmigo”, expresó Barack Obama en su discurso de despedida en Chicago.

El presidente Barack Obama se despidió de los estadounidenses en un discurso pronunciado en la ciudad de Chicago, donde lanzó reiterados mensajes a su sucesor en la Casa Blanca: Donald Trump, aunque sin hacer mención al magnate neoyorkino.

Desde el inicio de sus palabras ante un auditorio de más de 20 mil personas en el centro de convenciones McCormick, Obama afirmó que no haría un “discurso anti-Trump".

>> El Estados Unidos que deja Barack Obama

“No tendremos un discurso anti-Trump, ni palabras inflamatorias ni algo agitador. Espero que con el nuevo presidente y su equipo podamos garantizar una transición segura, así como Bush hizo conmigo”, indicó en uno de los momentos más aplaudidos por la multitud.

El mandatario estadounidense aseguró que “no es cuestión de sentarnos y culpar a los líderes que gobiernan sin pensar en nuestro papel al elegirlos”, a la vez que sentenció que “debemos abogar por reducir la influencia del dinero en la política”, en lo que se interpretó como un mensaje directo al presidente electo.

Otro de los pasajes en los que sin mencionarlo criticó a su sucesor fue cuando dijo que si en los Estados Unidos “no estamos dispuestos a invertir en los hijos de los inmigrantes porque no se parecen a nosotros, estaremos dilapidando el futuro de nuestros hijos, porque esos niños marrones van a ser parte de la fuerza de trabajo”.

El 44 presidente de EE.UU. advirtió de que la desmovilización de los ciudadanos puede facilitar que los nuevos dueños del poder en Washington debiliten la institucionalidad, si cumplen muchas de las promesas con las que llegaron al poder.

Se detuvo en algunos de puntos que dieron forma al mensaje de campaña de Trump, como cuando recordó que los problemas de una economía que reconoció que no funcionaba tan bien como debía para dar oportunidades a todos por igual, “no vendrá de afuera”, sino de la “indetenible automatización que hace a muchos buenos trabajos de clase media obsoletos”.

Obama mencionó también la importancia del cambio climático que, en varias ocasiones, ha minimizado el futuro inquilino de la Casa Blanca: “Sin acciones más radicales, nuestros hijos no van a tener tiempo de debatir sobre la existencia del cambio climático porque van a estar demasiado ocupados lidiando con sus consecuencias: desastres naturales, disrupciones económicas y olas de migrantes climáticos buscando refugio.”

>> Obama y su paradójico último discurso como presidente de EE.UU.

Cuestionó la tendencia al aislamiento que amenaza con acabar con el debate político cuando las personas se refugian en “nuestras propias burbujas, nuestros vecindarios o universidades o lugares de culto o nuestras cuentas de redes sociales”.

Y en esa última referencia el claro destinatario parece ser Trump, quien utiliza Twitter de manera muy activa e influyente. De hecho, a veces su único medio de comunicación, con todo y la limitación que imponen los 140 caracteres que impide que los destinatarios puedan conocer el alcance de las políticas que propone.

 

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.