Mostrar:
Autores:
Buscar:
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
20 enero 2017

Sólo una revolución que se basa en ideas, en ideales, que ha sido consecuente con ellos, como la cubana, puede sobrevivir a su fundador y líder histórico.

Leer Más >>
Leer Más
20 enero 2017

Uno de los conceptos que generó la mayor controversia en el artículo precedente, “¿El final de la ideología en Cuba?”, fue el de que “siempre he aseverado que la más peligrosa oposición a la Revolución cubana proviene de la llamada izquierda, y no de la derecha abiertamente plattista o anexionista”. La mayoría de los lectores elogiaron el artículo, muchos otros participaron en serios debates, mientras tan sólo un par de personas lo objetaron fuertemente, señalando particularmente esta frase.

Leer Más >>
Leer Más
19 enero 2017

Este viernes Donald Trump se convertirá en el 45ª presidente de Estados Unidos. El consenso entre los analistas, salvo pocas excepciones, es que durante su gestión “veremos cosas terribles”, como asegura Immanuel Wallerstein refiriéndose al primer año de su gestión. También dice, y lo subraya con razón el especialista panameño en asuntos estadounidenses, Marco Gandásegui, que el magnate neoyorquino es un personaje “totalmente impredecible”.[1]  De ningún presidente estadounidense podemos esperar nada bueno. No porque sean malvados sino porque su condición de jefes del imperio les impone ciertas decisiones que en la soledad de su escritorio probablemente no tomarían. Jimmy Carter es un ejemplo de ello; un buen hombre, como tantas veces lo recordara Fidel. Y Raúl más de una vez se encargó de decir que el bloqueo contra Cuba y la invasión de Bahía Cochinos  comenzaron cuando Obama ni había nacido, y apenas contaba un año cuando se produjo la crisis de los misiles en Octubre de 1962.

Leer Más >>
Leer Más
18 enero 2017

El 12 de enero Estados Unidos puso fin a la política de “pies secos, pies mojados” y a la de parole para estimular a desertar a los médicos en misiones internacionalistas, ambas añadidas a la Ley de Ajuste Cubano. La política consistía en que los cubanos que llegaban a pisar tierra en ese país y así lo solicitaran, recibían permiso de trabajo, pensión alimenticia, seguro de salud y derecho de residencia al año y un día; luego tenían derecho a pedir la ciudadanía. Un formidable estímulo para emigrar.

Leer Más >>
Leer Más



teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección