• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El tema salud en Estados Unidos toca intereses económicos y políticos
    En Profundidad

    El tema salud en Estados Unidos toca intereses económicos y políticos

Los ciudadanos estadounidenses deben cancelar fuertes sumas de dinero al año para poder acceder a la atención médica, por ello millones de personas se encuentran excluidos del sistema de salud.

Sabías que el sistema de salud en Estados Unidos es publico pero no gratuito, como en Venezuela, Cuba o la mayoría de las naciones europeas, lo que hace que el pueblo estadounidense deba pagar por recibir un tratamiento médico.

Para el 2015 los ciudadanos estadounidenses gastaban una media de 8.745 dólares al año en servicios médicos y sanitarios.

>> Trump retira su ley de salud tras falta de votos en la Cámara

A pesar de la reforma sanitaria impulsada por la administración de Barack Obama, (Obamacare)  que permitió que alrededor de 20 millones de personas pudieran acceder a seguros médicos, está no represento un gran cambio al sistema de salud.

Durante la campaña electoral, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, prometió que reformaría el Obamacare ya que el mismo generaba perdidas a la nación por un sistema menos costoso para el Estado y si más para los ciudadanos.


Salud en Estados Unidos

Actualmente Estados Unidos es el país del mundo que más invierte en salud. Destina el 17.4 por ciento de su PIB, mucho más que quienes le siguen, Suecia, Suiza y Francia, que no llegan al 12 por ciento.

A pesar de contar con una población que supera los 300 millones de personas, el país ostenta el tercer mayor gasto sanitario per cápita, 9.403 dólares al año, apenas por debajo de Suiza (9.674) y Noruega (9.522), que tienen menos de 10 millones de habitantes.

>> 14 millones de estadounidenses podrían perder su seguro médico

Con estos datos es difícil imaginar por que los ciudadanos se quejan del sistema de salud; entre las criticas destacan que el Estado aporta sólo el 48 por ciento  de todo lo que se invierte en salud, lo que arroja al país al puesto 117 en la comparación con el resto del mundo.

El aporte del Gobierno hace que la salud resulte cara para los ciudadanos. En una sociedad que tiene un problema creciente de desigualdad de ingresos, esto deja a parte importante de la población en una situación precaria y vulnerable.

Millones de inmigrantes se beneficiaron del Obamacare. Peru.com

El negocio de la Salud

En Estados Unidos la Salud se ha convertido en un negocio más que un derecho, los estadounidenses pagan más dinero por un tratamiento médico o por un medicamento que un paciente europeo.

EE.UU. no cuenta con un órgano que negocie entre las aseguradoras, hospitales y pacientes, situación que incide por ejemplo en el costo de las medicinas, Los estadounidenses pagan precios muy superiores por medicamentos que los europeos.

En Estados Unidos cada aseguradora y hospital va por su cuenta, de modo que hay miles de negociadores con un mercado muy fragmentado. Ahí, los distribuidores pueden imponer mejor su ley.

>> Senado de EE.UU. confirma a Tom Price como secretario de Salud

La directora del Programa de Sanidad en la Universidad de Virginia, Carolyn Engelhard, explica que existen dos causas que hacen que la salud cueste más en EE.UU. 

“La primera es que las cosas valen más. Alemania o Francia, por ejemplo, establecen cuotas, un esquema de precios para los procedimientos médicos y las medicinas. En Estados Unidos tenemos las fuerzas de mercado, las aseguradoras, los hospitales... Y los precios son más altos. sostuvo Engelhard

“La segunda razón es que tenemos un sistema sanitario más intenso”, continúa la doctora. “Hay menos camas de hospital, pero una vez entras, te hacemos más cosas. Más escáneres, más procedimientos...”. 

Militantes republicanos se oponen a la continuidad del Obamacare. Hispantv.com

Medicaid

La reforma sanitaria impulsada por Barack Obama pasará como uno de los grandes logros del anterior mandatario estadounidense, antes del Obamacare la salud funcionaba de la siguente manera.

Los empresarios debían garantizar la cobertura de la mayoría de los estadounidenses mientras que otra parte de la población tenia la opción de elegir a las aseguradoras privadas.

Los términos de casi todos los planes de salud incluían el pago periódico de cuotas, pero a veces se exigía el adelanto de cierta cantidad del coste del tratamiento médico, cuyo importe depende del tipo de plan concertado.

A partir de los 65 años, los ciudadanos podían  acceder al programa Medicare, gestionado por el Estado. De la misma manera, el sistema de salud se hacia cargo de familias con sueldos modestos, niños, mujeres embarazadas y personas con discapacidades.

Estadounidenses reclaman por un sistema de salud publico y gratuito.  Analitica.com

Los costes de sanidad para el individuo se incrementaban drasticamente las cuotas para los sistemas basados en el pago parcial del empresario se habían incrementado cuatro veces más deprisa que los sueldos de los empleados, generando un  gasto millonario a las empresas y al Estado.

Al momento de lanzar la propuesta de la reforma sanitaria, Barack Obama formuló tres principios para lograr el apoyo del Congreso: la reducción de los costes, la garantía de que todos los estadounidenses podrán escoger su propio plan de sanidad, incluido un plan público, y la calidad y la accesibilidad del sistema. 


Obamacare

La Ley de Cuidado de Salud Asequible, popularmente llamada Obamacare, fue sancionada por el Congreso de Estados Unidos el 23 de marzo de 2010.

El Obamacare obliga a la inmensa mayoría de los ciudadanos estadounidenses a contratar un seguro médico, bajo pena de multa fiscal, aporta subsidios a quienes lo necesiten para pagarlo, prohíbe negar la cobertura a personas con una “condición médica preexistente”, amplia los mínimos que debe cubrir el seguro médico ofrecido por las empresas y limita el encarecimiento exigiendo a las aseguradoras que justifiquen públicamente el aumento de precios.

Antes de implementación, había en el país 48,6 millones de personas sin seguro médico, un 16 por ciento de la población. En 2016 la proporción de ciudadanos sin protección cayó a 27,3 millones, que hoy representan un 8,6 por ciento.

>> EE.UU.: Republicanos avanzan en eliminación del Obamacare

El Obamacare tampoco escapo de las discusiones políticas. Una de las mayores dificultades que tuvo el programa de salud es que dependía para su éxito de que un número mayor de personas accediera a Medicaid, pero como éste es un plan federal, en última instancia depende de los estados la decisión de expandirlo o no. 

La propuesta sanitaria de Obama contó con un alto rechazo dentro de la sociedad estadounidense, según un estudio de la Kaiser Family Foundation, al momento de aprobarse el 46 por ciento de los estadounidenses estaban a favor, frente a un 40% que se manifestaba en contra. Para el 2014 el 46 por cientos de los ciudadanos se oponían al Obamacare a 38 por ciento.

Desde el triunfo de Trump, y la consecuente sensación de que el Obamacare llegaba a su fin, la tendencia se revirtió. En Marzo el 49 por ciento de los estadounidenses apoyaban el programa médico.

La Administración de Donald Trump retiro antes de la votación en el Congreso  la propuesta de reforma del sistema de salud, al no contar con el apoyo necesario de los legisladores republicanos. Por lo que la Salud en EE.UU. se seguirá rigiendo por el Obamacare.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.