• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La agenda de Hollande en Cuba incluirá conversaciones oficiales, un foro económico entre empresas de ambos países y la inauguración de una nueva sede de la Alianza Francesa.
    En Profundidad

    La agenda de Hollande en Cuba incluirá conversaciones oficiales, un foro económico entre empresas de ambos países y la inauguración de una nueva sede de la Alianza Francesa.

El viaje del mandatario galo reafirma el interés expresado por la nación europea de acompañar a la isla caribeña en su proceso de actualización económica.

La llegada este lunes a La Habana del presidente francés, François Hollande, constituirá la primera visita de un mandatario galo a la isla caribeña y reafirmará el interés expresado por ambos países de expandir las relaciones bilaterales, la cooperación y el diálogo en todos los campos.

"Cuba recibirá al presidente Hollande con la más cálida hospitalidad. Estamos seguros de que su presencia en La Habana será testimonio de que las relaciones avanzan sobre bases muy sólidas",  adelantó en abril último el canciller de la nación antillana, Bruno Rodríguez, durante una visita que realizó a París para reunirse con el jefe de Estado y con su homólogo francés, Laurent Fabius.

En ese momento, el titular de Relaciones Exteriores de Cuba consideró que la visita del dignatario representaría un hito histórico en los nexos bilaterales, que será apreciado por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como una expresión de la prioridad que Francia concede a sus relaciones con la región.

Los antecedentes de un viaje histórico

El 12 de abril de 2014, Fabius inició una visita oficial a Cuba invitado por su par antillano, y se convirtió en el primer funcionario francés de su rango en viajar a la isla caribeña en tres décadas.

La estancia del titular, que estuvo acompañado por un grupo de empresarios, coincidió con el estreno en el Estado antillano de una nueva Ley de Inversión Extranjera, por lo que Fabius mostró la disposición de su Gobierno de participar en el desarrollo del país mediante sectores como energía, turismo, agroalimentario, educación, cultura y otros.

Vea aquí→ Canciller francés Laurent Fabius visita Cuba

El arribo del canciller galo a La Habana se produce entonces en el inicio del proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y la Unión Europea, tras la decisión adoptada por el bloque comunitario en febrero de 2014 de abrir las negociaciones para un acuerdo de diálogo político y cooperación.

Dos meses después de la estancia del titular francés, empresarios de una treintena de compañías galas destacaron en París las posibilidades ofrecidas por la nueva normativa sobre inversión foránea en la isla e identificaron como potenciales sectores el turismo, la agricultura, la petroquímica, la refinación petrolera, la construcción y los servicios.

El pasado 31 de enero, el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, realizó una visita de trabajo de varios días a Francia con el objetivo de pasar revista al estado de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países.

La agenda incluyó encuentros con Michel Sapin, ministro de Finanzas Públicas, y con Matthias Fekl, secretario de Estado para el Comercio Exterior, la promoción del Turismo y de los Franceses en el Exterior, así como diversas reuniones con empresarios de Soufflet, Devexport, Pernod Ricard, entre otras compañías.

A principios de marzo, la Presidencia francesa informó en su página digital que Hollande realizaría una gira por las Antillas, la cual incluiría la visita a colectividades territoriales de su país en la región como Martinica y Guadalupe, para luego trasladarse a Cuba el 11 de mayo.

El interés de Francia en estrechar los vínculos con Cuba se mostró pocos días después, durante la visita a La Habana del secretario de Estado para el Comercio Exterior, la promoción del Turismo y de los Franceses en el Exterior, quien indicó que su nación desea acompañar a la isla en el proceso de actualización de su modelo económico y social.

La noticia sobre la visita de Hollande a Cuba centró nuevamente la atención de los medios de comunicación a partir del viaje a Francia del canciller cubano, quien durante su estancia afirmó que las relaciones con la nación gala son una prioridad para el Gobierno de la isla y recordó los profundos vínculos históricos, fundamentalmente culturales, entre ambos países.

Al mismo tiempo, Rodríguez expresó a su par francés la gratitud por la posición del país europeo en relación con el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba por más de 50 años.
 

Por su parte, Fabius expresó que las dos naciones comparten la misma preocupación sobre numerosas causas: somos muy apegados a nuestra independencia y tenemos la voluntad de encontrar soluciones a conflictos internacionales, resaltó.

Áreas de interés

El embajador de Cuba en Francia, Héctor Igarza, precisó que la agenda de Hollande en la nación antillana incluirá conversaciones oficiales, un foro económico entre empresas de ambos países y la inauguración de una nueva sede de la Alianza Francesa.

El diplomático adelantó que el objetivo del mandatario galo es que haya hechos concretos, comercio, cooperación, diálogo político, acuerdos en el área de intercambio educacional y científico, y que resulte una relación fructífera y duradera.

A Cuba le interesa el desarrollo de las inversiones francesas en la isla en sectores priorizados como el agroalimentario, energías renovables, transporte y biotecnología. Un objetivo básico sería la presencia de empresas en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), apuntó.

De acuerdo con Igarza, la visita también responde al objetivo del Gobierno francés de estrechar las relaciones con América Latina y el Caribe, pues Cuba es un país que ha sido destacado por su capacidad movilizadora en la región como demostró con su poder de convocatoria durante la segunda cumbre de la Celac, celebrada en La Habana en enero de 2014.

La isla constituye un punto aglutinador, y como miembro de varios mecanismos regionales de cooperación e integración, pasando por ella también se puede llegar a otros miembros de la Celac y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, agregó el diplomático.

A su vez, el secretario de Estado del Comercio Exterior, del Turismo y de los Franceses en el Extranjero reiteró recientemente que los cubanos decidieron modernizar y actualizar su modelo económico y el Estado europeo desea estar junto a la isla en ese momento histórico.

Según Fekl, en el ámbito económico existen sectores en los que están muy presentes en la isla, como el turismo y la construcción, aunque están abiertos a áreas como infraestructura, transporte, energía, finanzas y agricultura.

El alto funcionario destacó la existencia de la ZEDM, ubicada a unos 50 kilómetros el oeste de La Habana, a la cual calificó de proyecto impresionante y de símbolo de la completa integración de la isla a los intercambios regionales e internacionales.

Actualmente Francia ocupa el décimo puesto entre los principales socios comerciales de Cuba en el mundo, mientras que a nivel europeo se posiciona en el cuarto lugar. Al cierre de 2014 el Estado galo figuró como el quinto mercado emisor de turistas a la isla, al registrar 103 mil 475 viajeros y un crecimiento del 7,1 por ciento con relación a 2013.

Al mismo tiempo, unas 60 firmas francesas están presentes en el país caribeño, ya sea a través de asociaciones con entidades locales, mediante oficinas de representación, sucursales o sociedades.

Como muestra de las relaciones comerciales entre ambos países se encuentra la empresa mixta Havana Club Internacional SA, constituida en 1993 por la Corporación Cuba Ron y la firma francesa Pernod Ricard, la cual exporta anualmente cerca de cuatro millones de cajas de la bebida.

De hecho, en la comitiva que acompañará al presidente estarán directivos de la propia Pernord Ricard, del grupo hotelero Accor y de la aerolínea Air France.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.