• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los clientes perdieron todo su dinero ahorrado. Las deudas de muchos se transformaron en impagables y los principales responsables de la crisis no pagaron por sus actuaciones.
    En Profundidad

    Los clientes perdieron todo su dinero ahorrado. Las deudas de muchos se transformaron en impagables y los principales responsables de la crisis no pagaron por sus actuaciones.

El 8 de marzo de 1999 ocurrió el feriado bancario que en un principio duraría 24 horas, pero se extendió por cinco días.

Miles de ecuatorianos perdieron todo el dinero ahorrado, las deudas de muchos se transformaron en impagables, más de dos millones de ciudadanos se vieron obligados a migrar, otros se suicidaron o enfermaron. Estos son algunos de los testimonios que dejó el feriado bancario (1999), una página oscura en la historia reciente de Ecuador. 

LEA TAMBIÉN:
Ecuador se moviliza ante despidos masivos en salud pública

Banqueros que gobernaban en ese país congelaron el dinero de los ecuatorianos a costa de proteger sus riquezas y desviar su fortuna a paraísos fiscales. 

Los principales responsables de la peor crisis económica y financiera de ese país permanecen prófugos de la justicia, como es el caso de los hermanos William y Roberto Isaías, dueños del Filanbanco y quienes residen en EE.UU. 

¿Cómo ocurrió el feriado bancario?

El feriado bancario inició históricamente en 1992 durante el Gobierno de Sixto Durán Ballén y Alberto Dahik, con la liberalización del sistema financiero que, entre otros aspectos, despojó al Estado del control de las instituciones bancarias.

La Ley General de Instituciones del Sistema Financiero se aprobó en 1994, concedió libertades para otorgar créditos vinculados y facilitó la obtención de préstamos sin control por parte del Estado.  

En 1995 ocurrió el salvataje bancario. El Banco Central y el Banco Continental acordaron la creación de la línea Facilidad de Crédito de Liquidez. Un año después, el Banco Central concedió al Banco Continental un crédito subordinado de 485.400 millones de sucres (133 millones de dólares).

El 8 de marzo de 1999 ocurrió el feriado bancario que en un principio duraría 24 horas, sin embargo, se extendió por cinco días y los ahorros de muchos ecuatorianos se mantuvieron congelados.  También se anunció la quiebra del Banco del Progreso.

Cifras de la crisis financiera

 -Unos 1.840 millones de dólares del sistema bancario privado.

- 681,1 millones de la banca offshore y alrededor de 145 millones de sociedades financieras, cooperativas y mutualistas.

- La inflación alcanzó hasta el 60 por ciento.

- El desempleo se ubicó en 14,7 por ciento.

- La depreciación del sucre aumentó un 190 por ciento. 

- La fuga neta de capitales fue de 422 millones de dólares en 1998 y de 891 millones en 1999. 

El Estado intervino 33 bancos, entre ellos el Popular, La Previsora y Pacífico, considerados los más grandes. El panorama era poco alentador: miles de personas reclamaban sus depósitos en medio de una agitación social.

Foto: Captura YouTube
​​​​

- Reducción del poder adquisitivo de las familias con el sucre, la moneda nacional que desapareció tras reemplazarse por el dólar (un dólar por 25.000 sucres al cambio). 

- Unas 17 entidades bancarias fueron cerradas debido a malos manejos, créditos vinculados, entre otras irregularidades. El Estado realizó bonos AGD por 1.400 millones que los bancos no pagaron después.  

- Luego del congelamiento de los depósitos, se decretó la dolarización de la economía en el año 2000.

Enterate más de:

Ecuador feriado bancario

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.