• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La nación africana tiene los más altos niveles de desplazamiento de población del mundo.
    En Profundidad

    La nación africana tiene los más altos niveles de desplazamiento de población del mundo.

La rivalidad entre fuerzas leales al presidente de ese país, Salva Kiir, y los aliados al vicepresidente Riek Machar, ha provocado el resurgimiento de la violencia en la nación más joven del mundo.  

El 9 de julio de 2016 Sudán del Sur cumplió cinco años de independencia en medio de ataques violentos que dejó numerosas víctimas civiles tanto en Juba (capital), como en Wau y Bentiu. 

Considerada la nación más joven del mundo, el resurgimiento de la violencia en Sudán del Sur ha empeorado la situación humanitaria y miles de personas han huido hacia Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda.

El dato: Sudán del Sur aporta el 85 por ciento de todo el petróleo y en gran medida proviene de los estados fronterizos de Bentiu y Alto Nilo, así como de Jonglei. Ocupa "el tercer lugar en África en términos de reservas de esta materia prima, algo que convierte a Sudán del Sur en un punto de fricción de los intereses geopolíticos", refiere  Sputnik Nóvosti.
También es un país rico en yacimientos de hierro, cobre, cromo, zinc, volframio, mica, oro, plata y diamantes.

El presidente sursudanés Salva Kiir ordenó este martes a sus tropas el cese inmediato de las hostilidades junto al vicepresidente de ese país Riek Machar, quien también hizo lo propio con sus partidarios. 

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur reportó que el armisticio en la capital sursudanesa, Yuba, "es respetado mayormente, salvo tiroteos esporádicos", manifestó portavoz del secretario general de la ONU, Stephane Dujarric.

 

¿Qué está pasando en Sudán del Sur?

Al menos 300 personas han perdido la vida en los últimos cuatro días durante los enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno y los rebeldes.

Las tropas del Gobierno dispararon el lunes contra civiles desarmados y contra la UN House, el edificio de Naciones Unidas al sur de la capital. Un vehículo blindado de cascos azules fue alcanzado y dos militares chinos y otros seis resultaron heridos. 

Causas del conflicto

Muchos justifican las raíces del conflicto en Sudán del Sur por razones “étnicas”, pero otros analistas sostienen que se debe a causas políticas y económicas enmarcadas en la rivalidad entre Salva Kiir y Riek Machar durante décadas.

Cuando el país logró su independencia en 2011 (apoyada por Washington) las facciones rebeldes acordaron repartir el poder en esa nación. Así, nombraron como presidente a Kiir y Machar asumió el cargo de vicepresidente.

Sin embargo, el 15 de diciembre de 2013 ocurrieron violentos enfrentamientos en los tres estados petroleros de esa nación: Alto Nilo, Unidad y Jonglei, refiere El Confidencial. Kirr llamó a la rebelión armada porque supuestamente Machar planificaba un golpe de Estado.

"Detrás de la situación actual en Sudán del Sur pueden estar algunas fuerzas interesadas en reducir la influencia de China en África. Objetivamente, se puede afirmar que contra el reforzamiento de China en África se pronuncian EE.UU. y sus aliados. Por lo tanto, podemos suponer que las agencias de inteligencia estadounidenses podrían haber alentado o contribuido al deterioro de la situación. Este tipo de influencia puede tener consecuencias bastante graves", explicó el analista político Vladímir Yevséev a Sputnik Nóvosti.

El sufrimiento de la población civil

Desde el resurgimiento de los combates ya suman cuatro días sin reparto de agua, en los mercados no hay alimentos, los soldados saquean a los civiles. Medios de ese país aseguran que varias mujeres intentaron entrar a uno de los pocos hoteles que tiene piscina (en Juba) para llenar sus botellas de agua.

Datos de Oxfam destacan que un 87 por ciento de la población no tiene acceso a los sistemas de saneamiento y solo un 47 por ciento puede tener agua potable. Más de 686 niños menores de cinco años padecen desnutrición y una de cada tres personas se encuentra en situación inseguridad alimentaria.

Según el informe presentado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en marzo de 2016, la escala de la violencia sexual es aterradora en Sudán del Sur. De abril a septiembre de 2015, la ONU registró más de 1.300 casos de violación en uno de los 10 estados de ese país.

Foto: EFE

Desde 2013, la partes en el conflicto han llevado a cabo "ataques contra civiles, violaciones y otros delitos de violencia sexual, detención arbitraria, secuestro y privación de libertad, desapariciones forzadas y ataques contra el personal de las Naciones Unidas", refiere el informe.

La mayoría de las víctimas son civiles. Algunos de los abusos más graves ocurrieron en abril de 2014 en Bentiu y Rubkona, en el estado de Unity, cuando grupos armados aliados a las fuerzas de oposición entraron en las ciudades y mataron a cientos de civiles que intentaban protegerse de los combates. Las "iglesias, mezquitas y hospitales no se libraron de los ataques", agrega el documento.

Cifras de la Acnur señalan que hay 450.000 refugiados de Sudán del Sur en Etiopía, Uganda, Sudán y Kenia, y más de 1,2 millones de personas desplazadas internamente.

La nación africana tiene los más altos niveles de desplazamiento de población del mundo, es decir, 2,6 millones de personas desplazadas o refugiadas en un país vecino, la mayoría de ellas son niños.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.