• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La nacionalización del petróleo y el gas consolidó la situación económica de Bolivia (Foto: hidrocarburosbolivia.com)
    En Profundidad

    La nacionalización del petróleo y el gas consolidó la situación económica de Bolivia (Foto: hidrocarburosbolivia.com)

Después de la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, los ingresos han aumentado sustancialmente, lo cual se ha traducido en más beneficios para el pueblo. El mandatario boliviano y candidato a la reelección, Evo Morales, aseguró que para el 2014 las ganancias serán superiores a los seis mil millones de dólares.

Hace ocho años, el presidente de Bolivia, Evo Morales, primer mandatario de origen indígena, respondió a la principal demanda de los bolivianos: recuperar los recursos naturales del país en base al desarrollo económico nacional. De ser reelecto en los comicios del próximo 12 octubre, Morales promete seguir recuperando los bienes del pueblo.

El 1 de mayo de 2006 el mandatario boliviano cambió por completo el panorama económico de su país y se unió al auge independentista de la industria petrolera y gasífera de Latinoamérica. Mediante un decreto, firmado en el campo gasífero San Alberto en Caraparí (sur), se nacionalizó el negocio del gas, medida que limitó la acción de las compañías extranjeras y empoderaba a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el cual pasaría a comercializar los recursos de la nación.

"Se acabó el saqueo de nuestros recursos naturales por empresas extranjeras", dijo Morales durante su discurso en la localidad de Tarija, al sur de La Paz, capital boliviana. A partir de ese momento, Bolivia dejó de depender de los organismos internacionales.

En beneficio del pueblo boliviano, se estableció que la nueva distribución de los ingresos por la producción de hidrocarburos y gas sería de un 82 por ciento para el Estado y el restante 18 por ciento para las petroleras extranjeras, cifra que antes de la nacionalización solía ser inversa.

El control del Estado de sus propios recursos se tradujo en la construcción de caminos, escuelas, hospitales, postas sanitarias, campos deportivos, entre otras obras que mejoraron la calidad de vida de los bolivianos. Además, se crearon bonos sociales para todos los sectores de la población y se entregaron recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) a las regiones para realizar programas de desarrollo.

También como consecuencia de la nacionalización, la inversión pública pasó de 600 millones de dólares en el 2005, a 6 mil millones de dólares en el 2014, un 90 por ciento proveniente del Estado.

Antes de la nacionalización, la riqueza hidrocarburífera de Bolivia estaba en manos de una docena de compañías privadas extranjeras como Repsol (España), Petrobras (Brasil), PanAmerican (Argentina) y British Petroleum (Inglaterra), que tiempo después se adecuaron a las nuevas normas locales.

Los reclamos por la nacionalización de los hidrocarburos empezaron en 2003 cuando el pueblo forzó la renuncia del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y la de su sucesor, Carlos Mesa, en 2005. 

Crecen reservas de hidrocarburos en manos del pueblo

Al 31 de diciembre de 2013, las reservas probadas de gas natural de Bolivia crecieron a 10,45 Trillones de Pies Cúbicos (TPC), de acuerdo con una certificación realizada por la empresa canadiense GLJ Consultants. Esta cifra representó un crecimiento del 5,13 por ciento en comparación con la última certificación realizada en el 2009. En el caso de las reservas de petróleo, éstas subieron de 209,81 millones de barriles a 211,45 millones de barriles (0,78 por ciento).

El presidente boliviano, Evo Morales, explicó que las reservas probables de petróleo condensado se ubicaron en los 72,25 millones de barriles y las posibles en 80,37 millones de barriles, también al cierre del 2013. Morales aseguró que el mercado interno, externo y la industrialización estaban garantizados hasta 2025.

Bolivia posee reservas de 48,7 billones de pies cúbicos de gas, las segundas más importantes de Sudamérica, después de Venezuela.

Ingresos van en aumento

La nacionalización de los hidrocarburos consolidó la situación económica de Bolivia. En el 2005, antes de que el Estado tomara el control de los hidrocarburos, el país recibía por concepto de regalías 600 millones de dólares, este monto aumentó a 4 mil millones de dólares durante el 2014.

En marzo pasado, el dignatario boliviano reveló que antes de iniciar su mandato la renta petrolera era apenas de 300 millones de dólares y para el 2013 llegó a 5 mil 500 millones de dólares. Aseguró que para el 2014 los ingresos serían superiores a los 6 mil millones de dólares

En cuanto a las reservas internacionales, éstas lograron consolidarse de una manera importante, mientras que en el 2006 eran de mil 700 millones de dólares, para el 2014 crecieron a 15 mil millones de dólares.

Brasil y Argentina son los principales compradores de gas natural de Bolivia
De acuerdo al presidente de YPFB, en el 2014 se logró un nuevo récord en el valor de las exportaciones de gas natural a Brasil y Argentina, logrando una recaudación de cinco mil 500 millones de dólares. Tanto Argentina como Brasil declararon en agosto pasado que la demanda externa de gas boliviano está garantizada hasta el 2030. 

El futuro: industrialización del gas natural

Cuatro grandes obras son construidas actualmente en Bolivia, las cuales constituyen las bases para la industrialización del gas natural. Antes de finalizar el 2014 se prevé entregar la Planta de Procesamiento de Itaú, las plantas engarrafadoras de La Paz y Cochabamba, la Planta de Gas Natural Licuado en Río Grade y la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, esta última producirá mil 400 toneladas de gas licuado de petróleo.

El presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, informó que en 2013 se registró una producción promedio de 58 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas natural.

Nuevas inversiones aumentarán producción 

El representante de la YPFB, Carlos Villegas, informó que para este año se tiene programado invertir 3 mil 29 millones de dólares en explotación, exploración, transporte, almacenaje y otros sectores estratégicos. Villegas especificó que el objetivo es que la producción de gas llegue hasta los 64,75 millones de metros cúbicos diarios (Mmm³/d) hacia fines de 2014 y superar los 68 millones en 2015. 

A partir de 2014 Bolivia ahorrará 198 millones de dólares al año por dejar de importar 20 millones de litros de diésel mensuales que serán producidos en la nueva Unidad de Crudo de la Refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba, inaugurada este septiembre. Para la unidad se invirtió un presupuesto de 93,6 millones de dólares, cuyo monto se prevé recuperar en los siguientes seis meses.

Refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba

El camino de apropiación de los recursos naturales y su manejo aún no ha terminado en Bolivia, por este motivo encuestas reflejan que el pueblo boliviano desea reelegir este año al actual presidente indígena, Evo Morales, quien ha prometido continuar el proceso independentista de la economía de la nación a través de la nacionalización. De este modo, Morales otorgará más beneficios y mayor calidad de vida a los habitantes de esta pequeña nación suramericana.

teleSUR te invita a conocer a través de la siguiente infografía la inversión que ha hecho Bolivia en el área petrolera y de hidrocarburos en los últimos años:


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.