• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandato presidencial en Rumanía es de cinco años. (Foto: Archivo)

El mandato presidencial en Rumanía es de cinco años. (Foto: Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 2 noviembre 2014

Victor Ponta y Klaus Iohannis se medirán en balotaje el próximo 16 de noviembre, ya que ninguno pudo obtener el 50 por ciento más un voto estipulado en las leyes para resultar electo como presidente de Rumanía

El socialdemócrata Victor Ponta ganó este domingo en primera vuelta las elecciones presidenciales en Rumanía, de acuerdo a sondeos realizados a boca de urna.

Ponta obtuvo el 37,53 por ciento de los sufragios, mientras que su principal contrincante consiguió el 30,29 por ciento, después del cómputo del 17,13 por ciento de las papeletas, informó la Oficina Electoral Central.

Fuera de la segunda vuelta quedarán los demás candidatos, como el exprimer ministro Calin Popescu Tariceanu, con el 6,41 por ciento y la aspirante conservadora Elena Udrea, con el 5,29 por ciento.

"El resultado obtenido por Victor Ponta es superior al que esperaba", o sea un 37,5 por ciento de los votos, se congratuló el número dos del partido socialdemócrata, Liviu Dragnea, tras el anuncio.

"Confío en que 25 años después podremos finalmente ponerle fin a la transición para que Rumanía se convierta en un verdadero país democrático y europeo", declaró Ponta, tras votar en Bucarest.

"Voté por una Rumanía del trabajo bien hecho", dijo por su parte Iohannis, refiriéndose a su eslogan de campaña, tras votar en Sibiu (centro).

El que resulte electo como jefe de Estado pondrá fin a los diez años de poder del presidente saliente de centro derecha, Traian Basescu.

La participación en estos comicios fue del 51,3 por ciento, conforme a los datos de la Oficina Electoral Central, un punto porcentual menos que en las últimas elecciones de 2009.

El presidente es elegido en Rumanía para un mandato de cinco años. Es responsable de la política exterior y de los nombramientos de altos funcionarios, incluyendo los jefes de la fiscalía.

Rumanía es el segundo país más pobre de la Unión Europea, y paradójicamente en 2013 tuvo una de las tasas de crecimiento más altas del bloque, un 3,5 por ciento.

Para estas elecciones presidenciales fueron convocados 18,3 millones de ciudadanos.

Según la ley rumana, se requiere el 50 por ciento más un voto para ganar en primera vuelta. En ese sentido, dado que ninguno obtuvo la cantidad estipulada, se irá a balotaje del 16 de noviembre.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.