• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hugo Chávez fue muy popular entre los pobres y la clase trabajadora de Venezuela.

Hugo Chávez fue muy popular entre los pobres y la clase trabajadora de Venezuela. | Foto: AVN

Publicado 6 octubre 2015
Una lista de diez razones por las que es posible que desees pensar dos veces antes de llamar a Chávez  dictador.

Querido Bernie,

Al igual que millones de estadounidenses, he estado viendo tu campaña con creciente entusiasmo. Estas ciertamente en lo correcto acerca de los efectos perniciosos de la creciente desigualdad y absolutamente correcto cuando dices que los Estados Unidos ahora se asemejan a una oligarquía más que a una democracia. Aplaudo tu voluntad de denunciar directamente y en repetidas ocasiones a la clase multimillonaria que dirige este país. Y apoyo incondicionalmente tu llamado para una asistencia médica universal.

Ha sido una alegría ver a Hillary Clinton retorcerse cuando tus números en las encuestas suben. Sonrío cada vez que me imagino la posibilidad de una vocación socialista auto-descrita por una revolución política ganando la nominación Demócrata. Me alienta que la lucha contra el racismo sea una prioridad en tu campaña, junto con el resto de tu agenda progresista.

Así que me quedé sorprendido y consternado al ver que etiquetabas, la semana pasada, al fallecido Hugo Chávez como un "dictador comunista muerto". Yo podía esperar eso de candidatos como Marco Rubio, Jeb Bush o Hillary Clinton - no de alguien que apoyó a los Sandinistas en la década de 1980 y que aceptó de Chávez el combustible con descuento para calefacción de los residentes de bajos ingresos de Vermont-.

Sé que estás ocupado estos días, Bernie, por lo que he compilado una lista de diez razones por las que es posible que desees pensar dos veces antes de llamar a Chávez un dictador.

1. Hugo Chávez fue elegido democráticamente. No una sola vez. No dos veces. Sino cinco veces en el transcurso de catorce años.

2. Chávez ganó las elecciones por márgenes enormes. Se impuso en las elecciones presidenciales de 1998 con el 56 por ciento de los votos. Fue reelegido en 2000, con un 60 por ciento de los votos emitidos. En 2004, Chávez ganó un referéndum revocatorio con el 59 por ciento. En 2006 salió de nuevo victorioso, recibiendo la friolera de 63 por ciento de los votos. Y en el 2012, mientras moría de cáncer, de todas maneras triunfó, obteniendo el 55 por ciento.

3. En las raras ocasiones en las que Chávez sufrió una derrota política (por ejemplo, el referéndum de diciembre de 2007 sobre los cambios constitucionales), aceptó la pérdida de inmediato. Es cierto que Chávez utilizó ciertas prácticas que están abiertas a la crítica, como usar y manipular decretos ejecutivos para moverse alrededor de la oposición del Congreso. Pero estas prácticas son comunes en muchas democracias actualmente existentes, incluidos los EE.UU., y no constituyen evidencia de que Chávez haya sido un dictador.

4. El éxito electoral de Chávez no se debió a fraude electoral. La oposición venezolana (que apoyó un golpe militar contra Chávez en 2002) y los medios de comunicación de Estados Unidos con frecuencia mencionan esa acusación, pero no hay evidencia creíble para apoyarlo. Jimmy Carter ha dicho: "De las 92 elecciones que hemos monitorizado (en el Centro Carter), yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo".

5. La razón por la que Chávez tuvo tanto éxito político es porque implementó algunas de las mismas políticas que tú apoyas. Después de que Chávez asumió el poder, el Estado venezolano duplicó el gasto en salud y educación. (Claro que esto fue posible gracias a los altos precios del petróleo de 2003 y 2008, pero también por el éxito de Chávez en reafirmar el control estatal sobre el sector petrolero, que fue casi-privatizado en la década de 1990).

6. Las políticas implementadas bajo Chávez condujeron a grandes mejoras en el acceso a la atención sanitaria, la educación, la vivienda y las pensiones. La pobreza en Venezuela se redujo a la mitad entre 2003 y 2008, la pobreza extrema cayó en un 72 por ciento.

7. Chávez también avanzó en el tema que más te preocupa: ​​la desigualdad. Para el año 2012 Venezuela fue el país más equitativo en América Latina.

8. Si bien no has declarado que deseas aplicar el "socialismo del siglo XXI", la Revolución Bolivariana de Chávez mantiene al menos una cierta semejanza con el tipo de "revolución política" que pretendes implementar. En 1998, cuando Chávez fue elegido por primera vez, la participación fue sólo del 63 por ciento, uno de los porcentajes más bajos en la historia democrática de Venezuela. En las últimas elecciones de Chávez, fue del 81 por ciento - el porcentaje más alto desde 1988, cuando el voto en Venezuela todavía era obligatorio. En diciembre de 2013, el 59 por ciento de los votantes registrados fueron a las urnas para las elecciones locales - una participación más alta que todas las elecciones presidenciales en Estados Unidos desde 1968.

También hubo un aumento significativo en el interés de los venezolanos por la política en el tiempo que  Chávez estuvo en el poder. En los tres años anteriores a la llegada de Chávez al poder, el interés de los venezolanos en la política fue consistentemente por debajo del promedio de América Latina (7.8 por ciento cada año). Desde 2003, el interés de los venezolanos en la política ha estado siempre por encima del promedio latinoamericano. En 2013, el año que Chávez murió, el porcentaje de venezolanos que expresó interés en la política fue el más alto en América Latina (47 por ciento) y muy por encima del promedio latinoamericano (28 por ciento).

9. Bajo el mandato de Chávez, Venezuela alcanzó un significativo progreso hacia la meta de convertirse en una “democracia participativa y protagónica”. Esto se logró a través de la creación de numerosos tipos de instituciones participativas: Consejos comunales, comités de salud y agua, comunas, elaboración de presupuestos participativos y más. Estas instituciones no son perfectas, pero, sin duda, han fomentado un mayor poder de toma de decisiones para los venezolanos comunes.

Esto lo aprendí de primera mano a través de un año de investigación en varias ciudades de Venezuela, incluyendo Torres, un municipio en el centro-oeste venezolano, donde los ciudadanos comunes deciden cómo gastar el cien por ciento del presupuesto de inversión de la ciudad. Miriam Giménez, una activista de base del municipio de Torres me habló de las mejoras que vio cuando Chávez estaba en el cargo: "La vida ha cambiado de forma sustancial para nuestro pueblo, porque este proceso ha dado a la sociedad un sitio para hablar, estudiar, trabajar, luchar. Ahora sabemos que estamos viviendo, que valemos algo, y que podemos tener esperanza de una vida y de un país digno".

10. Retratar a Chávez como un dictador es un profundo insulto a los millones de venezolanos que lo apoyaron. Los Chavistas no eran zánganos descerebrados que ofrecieron su apoyo incondicional a un "gran líder". Fueron y son participantes activos en un intento desordenado e imperfecto pero inspirador y profundamente importante para forjar una transformación radical.

Espero que tomes algún tiempo para considerar estos puntos. No sólo porque cosas malas tienden a ocurrir a los países de América Latina cuando los presidentes estadounidenses llaman a sus líderes democráticamente elegidos, dictadores, sino porque Chávez comprometió a millones de personas en un proceso democrático de largo alcance. E incluso si tus aspiraciones están un poco más abajo que Chávez, tú, más que cualquier otra persona, deberías reconocer que acusar de comunista terminará obstaculizando tus propios esfuerzos de reforma.

Atentamente,

Gabriel. 

Importante-→ Gabriel Hetland enseña en la Universidad de Albany (NY) y ha escrito sobre la política venezolana en La Nación, Jacobino, Nacla, Qualitative Sociology y Latin America Perspectives. 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.