• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
CELAC: ¿Qué arriesgan los países que no asistan a la Cumbre?

| Foto: EFE

Publicado 26 enero 2016

La CELAC ha representado un camino a la integración y desarrollo de América Latina y el Caribe.

Dando nuevos pasos en los avances de la integración regional este miércoles 27 de enero tendrá lugar la IV reunión de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (CELAC) en Quito, Ecuador y donde se discutirán temas como la paz, la pobreza y el desarrollo de los países latinoamericanos y del Caribe

Enfrentando a los modelos de integración arcaicos como la Organización de Estados Americanos (OEA), la CELAC entró en escena gracias al impulso del líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, quien se planteó la idea de una nueva y moderna alternativa que lograse la unidad regional sin la presencia de Estados Unidos y Canadá, a pesar de las diferencias políticas e ideológicas de cada uno de los gobiernos que la conforman.

“Esta comunidad será el eje de la unión a la que aspiramos todos los habitantes de la América y el Caribe (…) Se trata no sólo de sumar pueblos y personas, sino de congregar a latinoamericanos y caribeños en torno a la justicia, la democracia y los derechos de las personas”, dijo el Comandante Chávez el 3 de diciembre de 2011.

La situación económica y social de los países latinoamericanos así como el logro de metas comunes como la lucha contra pobreza extrema, la búsqueda de la paz y el desarrollo de los pueblos convierten a la CELAC en un importante mecanismo político vital y útil, también un instrumento de construcción unitaria que le permite a Latinoamérica y el Caribe un espacio deliberativo para la solución de problemas comunes, que es guiado únicamente por las políticas exteriores de los países miembros y no de las presiones hegemónicas externas que buscan la sumisión y la obediencia bajo la visión de esquemas de integración netamente neoliberal.

Desde su funcionamiento en 2011, el bloque ha favorecido a profundizar el diálogo e integración entre los países de la región en temas como el desarrollo, la pobreza, la educación, la agricultura familiar, la cultura, el medio ambiente entre otros.

En este sentido, la CELAC se muestra como un interlocutor de peso en el escenario internacional que contiene todos los ingredientes necesarios para convertirse el proyecto de integración latinoamericana que soñaron Bolívar y Martí. Sin embargo, su futuro depende del accionar conjunto de todos los países que la integran. 

 

¿Qué riesgo corren aquellos que no asistan a la cumbre?

El presidente argentino Mauricio Macri, quien participó la semana pasada activamente en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) anunció que no asistirá a la IV reunión de la cumbre. Tal parece que al mandatario argentino no pareciera importarle la integración latinoamericana pero sí la búsqueda de medidas derechistas que hagan renacer el modelo neoliberal en Argentina. Al igual que su homólogo del sur, el recién electo presidente de Guatemala Jimmy Morales, tampoco asistirá. Sus ausencias indican la falta de interés y voluntad para buscar mecanismos que permiten el avance de toda América Latina y el Caribe.

La región trata de buscar su propio espacio en las relaciones internacionales y para ello requiere del trabajo conjunto de los países en la búsqueda de soluciones a problemas comunes, el fomento de la integración regional, el consenso político, la  integración política económica y social para promover el desarrollo sostenible bajo los principios de unidad, solidaridad, cooperación, complementariedad y concertación política y que  solo es posible a través del legado que el Comandante Hugo Chávez dejó en Latinoamérica: La CELAC.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.