• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los restos de Simón Rodríguez reposan en el Panteón Nacional de Venezuela en la ciudad de Caracas desde el 28 de febrero de 1954.

Los restos de Simón Rodríguez reposan en el Panteón Nacional de Venezuela en la ciudad de Caracas desde el 28 de febrero de 1954. | Foto: Conatel

Publicado 28 febrero 2021


Blogs



Simón Rodríguez impartió por todo el mundo sus ideales de libertad y derecho a la formación de los ciudadanos por medio del saber.

A 167 años del fallecimiento del catedrático, escritor, filósofo y mentor venezolano Simón Rodríguez, su pensamiento sigue estando presente en América Latina a través de quienes defienden la educación popular.

LEA TAMBIÉN:

202 años de la proclama de Bolívar como presidente de Venezuela

Simón Rodríguez, también conocido como Samuel Robinson, nació en Caracas el 28 de octubre de 1769 y falleció en Perú el 28 de febrero de 1854.

Su carrera en la enseñanza inició cuando el Cabildo de Caracas le otorgó el permiso para ejercer como maestro en la única escuela pública de la ciudad en 1791.

Legado del maestro Simón Rodríguez

Fue uno de los intelectuales americanos más importantes de su tiempo, por su profundo conocimiento de la sociedad hispanoamericana, que transmitió a Simón Bolívar al desempeñarse como su maestro y mentor. Por este motivo, popularmente es conocido como “El maestro de El Libertador", pero en realidad impartió por todo el mundo sus ideales de libertad y derecho a la formación de los ciudadanos por medio del saber.

Simón Rodríguez fue el primero que quiso aplicar en América del Sur los métodos educativos que empezaban a utilizarse a comienzos del siglo XIX en Europa e intentó promover en Bolivia y Colombia las teorías sobre la educación de la infancia y el acceso al conocimiento de las clases populares.

Inspirado en su doctrina educativa, el Gobierno venezolano impulsó en 2003 la misión educativa Robinson en honor al maestro de El Libertador. Un proyecto que hizo posible que la nación fuera declarada Libre de Analfabetismo por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En 1853 y con 82 años de edad, Simón Rodríguez deseaba regresar a Europa. Pero se trasladó a Amotate, ciudad peruana, en la que falleció al año siguiente a los 83 años de edad.

Setenta años después de su fallecimiento, los restos de Simón Rodríguez fueron trasladados al Panteón de los Próceres en Lima, Perú, y al cumplirse un siglo de su fallecimiento, fueron devueltos a Caracas, donde reposan en el Panteón Nacional desde el 28 de febrero de 1954. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.