• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En la protesta participan futuros médicos internos que irán a la primera línea contra la pandemia en Uruguay y carecen de contratos laborales remunerados y seguridad social.

En la protesta participan futuros médicos internos que irán a la primera línea contra la pandemia en Uruguay y carecen de contratos laborales remunerados y seguridad social. | Foto: La República

Publicado 21 julio 2020


Blogs



Los manifestantes exigen al Ejecutivo la creación de una renta básica de subsistencia mientras dure la pandemia de Covid-19.

Una gran olla popular en solidaridad con centenares de uruguayos que han soportado la inseguridad y el impacto económico de la Covid-19, se instaló este martes frente a la Torre Ejecutiva de Uruguay.

LEA TAMBIÉN:

Rechazan en Uruguay propuesta de Lacalle para presidir el BID

Los congregados reclaman al Gobierno de Luis Lacalle soluciones a los problemas económicos que enfrenta el país, entre ellas la entrega de una renta básica de subsistencia durante la emergencia sanitaria generada por la pandemia.

Esta fue una idea propuesta por el Frente Amplio cuando se confirmaron en la nación suramericana los primeros contagios de la Covid-19, pero el Ejecutivo impuso una cuarentena que privó de empleo e ingresos a miles de trabajadores regulares e informales.

 

La manifestación hace coincidir las luchas de varios sectores, como la Red de Ollas Populares, cuyos representantes suscriben la solución de la renta básica dadas las crecientes dificultades que enfrentan para proporcionarles alimentación “a las 200.000 personas que comen en las ollas populares”, declaró la integrante de dicha red, Tabaré Techera.

También participan estudiantes de Medicina del último año, quienes comenzarán a trabajar como internos en la red sanitaria nacional a partir del 1 de agosto. Unos 200 de ellos aún carecen de contratos laborales remunerados y seguridad social, pese a que durante ese año de práctica profesional estarán en primera línea frente a la epidemia y trabajarán 44 horas semanales.

 

Dado que su reclamo no ha tenido respuesta, reclaman a la Presidencia la creación de una partida transitoria de emergencia para atender sus reivindicaciones.

Los trabajadores de la pesca, que instalaron en el lugar una "fritada solidaria" de pescado, denunciaron despidos de colegas suyos que ya fueron anunciados por los empleadores, pese a que, como denunció un representante de estos trabajadores, Roberto Cardozo, “los barcos de pesca hasta el día de hoy nunca pararon”.

También se unieron los trabajadores bancarios públicos, quienes demandan al Gobierno que entregue ingresos a los bancos oficiales. En fecha reciente se redujeron los presupuestos dedicados al sector, lo cual, según estos trabajadores, provocará que miles de plazas vacantes no se cubran y no puedan brindarse numerosos servicios.

Durante esta jornada se han recogido firmas de apoyo a la solicitud de que el Gobierno cree el ingreso o renta básica de emergencia, con la intención de entregarlas a la Presidencia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.