• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
EE.UU. envió una invasión de 42.000 soldados a República Dominicana en 1965, para asegurar que no ocurriera otro foco revolucionario en la región, similar a Cuba.

EE.UU. envió una invasión de 42.000 soldados a República Dominicana en 1965, para asegurar que no ocurriera otro foco revolucionario en la región, similar a Cuba. | Foto: AP

Publicado 23 febrero 2019 (Hace 14 minutos)

Países como República Dominicana, Granada o Panamá sufrieron las consecuencias del intervencionismo imperial de EE.UU. en sus respectivos territorios

Desde el siglo XIX, EE.UU. ha emprendido una gran cantidad de acciones bélicas de invasión a varios países de América Latina y el Caribe, con la intención de proteger sus intereses económicos y políticos en la región. 

LEA TAMBIÉN:

Así ha usado EE.UU. el "estado de emergencia" contra otros países

Esta política violenta y agresiva, impulsada a través de diversos mecanismos y muchas veces coartada por la comunidad internacional, ha dejado miles de muertos en las diversas naciones en que actuaron las fuerzas imperiales, siendo la mayor parte bajas civiles.

Países como República Dominicana, Granada o Panamá sufrieron las consecuencias del intervencionismo imperial en sus respectivos territorios, con la consecuenta baja de daños civiles y materiales.

Últimas invasiones de EE.UU.

República Dominicana (1965): Inicialmente, el Gobierno progresista y democráticamente electo de Juan Bosh en República Dominicana fue derrocado con apoyo de la nación norteamericana, tras ser acusado de desviaciones comunistas. 

De esta manera, el 28 de abril de 1965, fuerzas armadas estadounidenses, respaldadas por la OEA, la Junta Interamericana de Defensa y el Ejército de Brasil, intervienen República Dominicana para impedir el triunfo de las fuerzas nacionalistas que exigían el retorno de Bosh.

EE.UU. envió una invasión de 42.000 soldados para asegurar que no ocurriera una situación revolucionaria. Tras varios meses de resistencia en las calles, los constitucionalistas pactaron el fin del conflicto y Camaño devolvió al pueblo el poder, tras lo cual asumió un Gobierno provisional encabezado por Héctor García Godoy, relevado luego por el presidente Joaquín Balaguer, elegido en junio de 1966.

Los líderes antigolpistas tuvieron que emigrar y las tropas estadounidenses salieron de República Dominicana en septiembre de 1966, después de consolidar el mandato de Balaguer.

Granada (1983): En esta fecha, el Gobierno que lideraba Maurice Bishop, dirigente revolucionario y querido por el pueblo, fue víctima de una conspiración que lo expulsó del poder, con la anuencia de EE.UU. 
Ante el estallido social que produjo el arresto contra Bishop, se produce la invasión de cinco mil infantes de la Marina estadounidense a la isla caribeña. 

Tras el enfrentamiento, las fuerzas de EE.UU. sufrieron 19 víctimas mortales y 116 heridos. Mientras que por parte de Granada, se sufrió 45 muertes militares, al menos 24 civiles, junto a 358 soldados heridos. 

Asimismo, fallecieron 25 soldados de Cuba, país que respaldó la restauración del orden constitucional y condenaba la intervención de EE.UU.

Panamá (1989): EE.UU. invadió Panamá el 20 de diciembre de 1989, para arrestar a quien fuera su protegido, Manuel Noriega, para mantener bajo control el Canal de Panamá, tras sentir que había perdido su influencia en Noriega.

En esta acción militar participaron cerca de 25.000 soldados estadounidenses.

Sin embargo, la operación dejó no menos de tres mil bajas civiles, según varios organismos de derechos humanos. Estipulaciones más modestas (como la emitida por la ONU) estiman que hubo cerca de 500 civiles fallecidos. Sin embargo, no existe una cifra oficial de muertos.

En lo que sí coinciden las instituciones es que las fuerzas estadounidenses ejercieron un despliegue inusitado de violencia contra la población. No solo fueron los responsables de miles de vidas humanas, sino que también ocurrieron grandes daños materiales por la acción militar, así como una fuerte crisis económica.

Tras la invasión se consolida un programa neoliberal impuesto por EE.UU. Ciudad de Panamá se convierte en un centro de lavado de dinero mundial.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.