• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Leer, pensar, cuestionar, volver a leer, conversar, dudar y llevar a la práctica tus ideas es la mejor forma de estudiar filosofía por tu cuenta.

Leer, pensar, cuestionar, volver a leer, conversar, dudar y llevar a la práctica tus ideas es la mejor forma de estudiar filosofía por tu cuenta. | Foto: EFE

Publicado 13 agosto 2018

Estudiar filosofía puede parecerte más confuso que pensarla, pero si te organizas a ti y a tus idea, verás cuan atractivo y enriquecedor es para tu mente y tu espíritu.

La filosofía, al contrario de otras materias, no cuenta con fórmulas o reglas ni tampoco se puede memorizar, por lo que quienes la estudian necesitan de una buena técnica para no abandonarla, mientras intentan razonar y entender el mundo que nos rodea. 

La filosofía es el estudio del pensamiento y la justificación de las creencias, lo que puede generar grandes y enriquecedoras dudas. Para disfrutarla y sacarle el mayor provecho, te damos tres consejos fundamentales para que puedas estudiar esta materia por tu cuenta. 

Paso 1: Investiga a los grandes filósofos y lee algo de historia

Imagen: heavenandearthdesigns.com
 

La historia nos ha dejado a grandes filósofos como Aristóteles, Platón o Sócrates que marcaron el inicio de esta ciencia; puedes leerlos a ellos, además de investigar la historia de la materia que vino después, te ayudará a contextualizar y saber el desarrollo de los problemas filosóficos. Asimismo, te brindará la motivación y curiosidad que causan los problemas filosóficos que, aunque no lo creas, son los que enfrentamos día a día. 

¡Aquí te dejamos una lista de libros que te podrán ayudar!

* Historia de la filosofía, de Frederick Copleston.

* Historia de la filosofía occidental, de Bertrand Russell.

* La colección “Historia del pensamiento”, de Jesús Mosterín. (está compuesta por nueve libros)

* Fundamentos de filosofía, de Bertrand Russell.

* 100 ideas. El libro para pensar y discutir en el café, Crisis y reconstrucción de la filosofía, y Evaluando filosofías, de Mario Bunge.

* Bombas de intuición, de Daniel Dennett.

* Filosofía para Victoria, de Gabriel Andrade.

Otro buen dato es buscar diccionarios de filosofía como el Diccionario de Filosofía de José Ferrater Mora, el Diccionario de Filosofía de Mario Bunge, el Diccionario de Lógica y Filosofía de la Ciencia de Jesús Mosterín y Roberto Torretti y la Enciclopedia Oxford de Filosofía

Paso 2: Lee, resume y esquematiza tus ideas 

Imagen: Abrir Mundo Castellano
 

Para entender la filosofía es necesario leer mucho sobre el mismo tema, ya que puede que las primeras veces que leas no entiendas o no comprendas del todo lo que el texto te quiere decir.

Una forma para facilitar este proceso, es resumir los textos y crear tus propios apuntes para, en poco tiempo, hacer referencia a los conceptos, como definiciones e ideas concretas, breves y concisas. 

Una vez que hayas leído y resumido todos tus apuntes, pruébate a ti mismo, intenta poner a prueba todas esas ideas que has desarrollado en el tiempo que has invertido en estudiar. Puedes ponerte en contacto con otras personas que, como tú, han decidido ser autodidactas y conversar con ellas las ideas que se les han ido nacinedo o que les causen dudas. 

Paso 3: Desarrollar tus propias ideas

Imagen: fondos.wallpaperstock.net
 

Es recomendable que después de un tiempo vuelvas leer tus apuntes, reflexiones y pensamientos, además de las nuevas reflexiones que van surgiendo. Esto ayudará a aclarar tu mente. Recuerda que según el filósofo Descartes "vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados sin tratar de abrirlos jamás".

¿Aún sin muchas motivaciones? Tal vez, ver la serie catalana Merlí (2015-2018), producida por Veranda TV y emitida en Netflix pueda ayudarte. En ella, un profesor de filosofía -llamado precisamente Merlí- estimula a sus alumnos a pensar libremente mediante interesantes métodos que sin duda también podrán estimularte a ti.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.