• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con un mensaje en la Torre Eiffel, Francia agradece a quienes luchan contra  el nuevo coronavirus.

Con un mensaje en la Torre Eiffel, Francia agradece a quienes luchan contra el nuevo coronavirus. | Foto: @LaTourEiffel

Publicado 31 marzo 2020



Blogs



La Torre Eiffel fue inaugurada el 31 de marzo de 1889. A 131 años de su apertura para el público te revelamos detalles interesantes de su historia.

Este martes 31 de marzo se conmemora el aniversario 131 de la inauguración de la Torre Eiffel en París. Se necesitaron cinco meses para levantar sus cimientos y 21 para ensamblar la parte metálica, lo que fue considerado un récord de acuerdo con los medios rudimentarios de la época.

LEA TAMBIÉN:

Anécdotas históricas de la Torre Eiffel en su cumpleaños 130

La construcción de la hermosa torre es una maravilla de precisión, como han reconocido numerosos cronistas. Con fecha de inicio en enero de 1887, la obra terminó el 31 de marzo de 1889.  El autor del proyecto Gustave Eiffel fue condecorado con la Legión de Honor en la estrecha plataforma de la cima.

Desde entonces, se convirtió en el símbolo más internacional de la capital francesa, inspirando a poetas, pintores, músicos, cineastas... hombres y mujeres de todo el planeta que han quedado seducidos para enaltecer la emblemática estructura en filmes, textos, canciones, cuadros videojuegos, monedas, billetes, sellos y los más diversos logotipos.

A continuación presentamos cinco curiosidades acerca de la también denominada “torre de hierro”, para seguir multiplicando su historia de seducción y misticismo.

1) Rechazada en varias ciudades europeas

Antes de aprobarse en  París, el proyecto de la Torre Eiffel se presentó en varias ciudades europeas, entre ellas, Barcelona, España. En todas fue rechazado por no ser coherente con el diseño de las edificaciones de cada una de las urbes donde se valoró.  

En la capital francesa, incluso, antes de finalmente construirse,  también generó polémica, ya que más de 300 artistas de la época firmaron una carta para protestar contra su construcción.  Si bien actualmente no se habla mucho de eso, España sí lamenta haber perdido la oportunidad de tener el bello monumento, al que se le adjudica ser seis veces más costosos que el Coliseo de Roma.

2) Limitada a 20 años

 

La Torre Eiffel fue construida en dos años, dos meses y cinco días (duplicando el tiempo previsto  inicialmente, aunque si se lo compara con los 180 años de Notre Dame, fue una construcción “rápida”).  Se inauguró en 1889 durante la Feria Mundial de la Exposición Universal y se pensó destruirla veinte años después.

Sin embargo, instalar la Armada Francesa una antena de radio en su punto más alto con fines de comunicación, se canceló su demolición después de la Exposición Universal del año 1900. Durante la ocupación nazi de París (1940-44) la antena se utilizó para la difusión de la televisión alemana, y a partir de 1960, se convirtió en uno de los principales atractivos turísticos de Francia.

3)  El edificio más alto del mundo por 41 años

La altura total de la torre es de 300 metros, lo que la convirtió en la edificación más alta del mundo hasta 1930, cuando el Edificio Chrysler de Nueva York le quitó el puesto con 319 metros. Más tarde, con la instalación de la antena que tiene en la cima, alcanzó los 324  metros que luce actualmente.

Si no se incluye la mencionada antena, la Torre Eiffel continúa siendo la segunda construcción más alta de Francia detrás del viaducto de Millau. Y como otro dato curioso, hay que destacar que por la expansión térmica del metal, en verano la torre es 18 centímetros más alta que en invierno.

4) Iluminada por 20.000 focos de luz

Para iluminar a la torre durante las noche, se requirió la  instalación de 20.000 luces parpadeante (ocho toneladas y más de 30 kilómetros de cables) y 20 alpinistas que subieran cada noche durante tres meses. Actualmente las luces suelen apagarse en señal de luto o de respeto ante una tragedia, e iluminarse de manera especial para distintas celebraciones.

Además,  para evitar la corrosión del material, el edificio se pinta cada cinco años, razón por la cual se ha cambiado de color en muchas ocasiones. El color de la torre se basa en tres tonos, con el más cla­ro se pinta la par­te supe­rior y va siendo pro­gre­si­va­men­te más oscu­ro hacia aba­jo.

5) Amada por 6.000 000 de visitantes y casada con una mujer

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tag your love ❤ Double tap if you like! ❤ Follow @bestfortravel_ for more!�� Photo by: @danial_bhatti

Una publicación compartida de TRAVEL (@bestfortravel_) el

La Torre Eiffel  es el símbolo de Francia con una media de casi 6 millones y medio de visitantes anuales, una cifra más elevada que la cantidad de habitantes de muchos países, por ejemplo, Costa Rica. Ello la convierte en el cuarto monumento más visitado del mundo detrás de la Catedral de Nôtre-Dame, la Gran Muralla China y la Opera House de Sidney.

Amada por tantos, pudiera ser impensable esta otra historia que sucedió en 2004 cuando una mujer estadounidense llamada Erika LaBrie visitó París y se enamoró de la torre, por lo que decidió casarse con ella en 2007 y cambiar su nombre a Erika Eiffel. Se tomó su matrimonio tan en serio que decidió fundar una organización para personas que tienen relaciones con objetos inanimados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.