• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La calidad de Lucas Pratto en el equipo local y de Darío Benedetto en el visitante, será vital para definir el partido sin tener que llegar a los penales, una instancia que nadie desea.

La calidad de Lucas Pratto en el equipo local y de Darío Benedetto en el visitante, será vital para definir el partido sin tener que llegar a los penales, una instancia que nadie desea. | Foto: Misionescuatro

Publicado 24 noviembre 2018

Más de 60.000 hinchas acompañarán a River en la definición más impactante de la Argentina, que "triplica el riesgo de infarto", según la Fundación Cardiológica.

¡Terminó la espera! Lo que en el mundo y especialmente en Argentina era una necesidad, ya está aquí: la final de finales entre River Plate y Boca Juniors, en la vuelta de la Copa Libertadores 2018 que se jugará este sábado en el Monumental de Buenos Aires.

Son 90 minutos -o más, porque vienen de empatar 2-2 y los goles de visitante valen igual- que definirán no solo al campeón de América, sino el paso a la historia de uno de los dos clubes, eternos rivales y los más populares de la Argentina.

Un país que vive con impaciencia su partido más grande en los últimos tiempos... más de 30 años después de la final del Mundial México 86 en la cual Maradona lideró a la Albiceleste al campeonato.

El popular Diego será uno de los millones de hinchas xeneizes que esperan un triunfo en el estadio del Millonario, donde están confirmadas la asistencia de 66.000 almas -todas de River por seguridad- que podrán regodearse de haber disfrutado el partido más grande de la Libertadores.

Sin alineaciones confirmadas

La incertidumbre en torno a las alineaciones es total debido a las ausencias seguras, como las de Rafael Borré e Ignacio Scocco (River) o la de Cristian Pavón (Boca); aunque el entrenador Guillermo Barros Schelotto lo incluyó en la nómina de citados.

Aun así, ambos equipos recibieron buenas noticias de cara a este partido, como es el caso del regreso de Leonardo Ponzio, capitán de River, y de Esteban Andrada, portero titular de Boca.

Lo que se sí se sabe es que será fundamental la puntería de los delanteros. Desde hace más de 10 partidos no hay un 0-0 entre ambos.

La calidad de Lucas Pratto en el equipo local y de Darío Benedetto en el visitante, será vital para evitar una tanda de penales que nadie desea.

De infarto

"Deberían prohibir la definición por penales por el alto riesgo de infartos", se atrevió a sugerir el presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, Jorge Tartaglione, citado por el diario español EL PAÍS.

El superclásico "triplica el riesgo de infarto", añadió el especialista.

Pero no solo bajo tensión, con temor viven los argentinos ante posibles conatos de violencia posterior. Ya las fuerzas de seguridad están dispuestas y estiman que unas 50.000 personas participarán en las celebraciones.

Antes, a las 17H00 local (20H00 local), River y Boca disputarán el partido que marcará su rivalidad de por vida.

>> ¿De dónde nace la rivalidad entre Boca Juniors y River Plate?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.