• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En el Parlamento no existe consenso sobre la postura a tomar con relación al brexit.

En el Parlamento no existe consenso sobre la postura a tomar con relación al brexit. | Foto: Getty

Publicado 17 enero 2019

La primera ministra británica ya prepara un plan alternativo de salida de la Unión Europea, pero deberá negociar con todas las fuerzas parlamentarias.

Tras la derrota del acuerdo del Brexit en el Parlamento británico, la primera ministra, Theresa May, superó este miércoles la moción de no confianza en la Cámara de los Comunes por una diferencia de 19 votos, y ya se prepara para presentar el 21 de enero un plan alternativo de salida de la Unión Europea (UE) el cual podría incorporar enmiendas de todo tipo.

La líder conservadora de la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, anunció que este plan B del brexit será votado el 29 de enero.  

Plan B del brexit

Theresa May comenzó una ronda de negociaciones con las fuerzas parlamentarias para llevar a Bruselas una nueva propuesta de mayor consenso. Es decir, realizar ajustes al acuerdo anterior.

Para que el plan B prospere, la primera ministra deberá buscar una respuesta más flexible al llamado "backstop" o salvaguarda aduanera para Irlanda del Norte. Los diez diputados del Partido Unionista de Irlanda del Norte (DUP) fueron clave para que la moción de no confianza no se aprobara, pero rechazan de plano el pacto del brexit de May.

También la propuesta alternativa necesitará del apoyo de los conservadores "euroescépticos" de la Cámara, y además será fundamental que la UE esté dispuesta a reabrir las negociaciones y a realizar nuevas concesiones.

Otros escenarios del brexit

La primera ministra insiste en la "urgencia" de alcanzar un acuerdo, pues la salida de la UE está prevista para el 29 de marzo. Por ello, instó a los diputados a centrarse en los temas "genuinamente negociables".

Asimismo, aseguró que no desea agotar los plazos hasta la fecha límite y luego forzar una salida sin acuerdo de la UE ("brexit duro") que podría exponer al Reino Unido a múltiples sanciones y a un fuerte efecto negativo en su economía.

"No es nuestra estrategia, creo que el mejor camino es salir de manera ordenada y con un buen acuerdo (...) cada día que pasa genera más incertidumbre", alertó.

Por su parte, el negociador europeo del Brexit, el excanciller francés Michel Barnier, advirtió que el tiempo se acaba y que "el riesgo de una ruptura sin acuerdos nunca fue tan elevado". La Cámara de los Comunes ya se prepara para este escenario y la semana pasada aprobó una enmienda que limita la capacidad del gobierno de subir algunos impuestos.

Otra opción sería una completa renegociación del acuerdo, pero líderes de la UE no están dispuestos a esto.

Mientras se acerca el tiempo límite acordado con la UE, y con escazas posibilidades de conseguir una prórroga (requiere el visto bueno de todos los países integrantes del bloque), aparece también la posibilidad de un nuevo referendo, que podría demorar varios meses, o incluso la renuncia momentánea a la iniciativa de brexit.

Al respecto, May ha insistido en que se debe respetar el referendo de 2016, en el que el 52 por ciento de la población votó por el brexit.

Si ninguno de los escenarios anteriores se concreta, May podría pedir a los parlamentarios que voten para convocar a elecciones generales anticipadas.

>> Parlamento británico rechaza moción de no confianza contra Theresa May


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.