• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La iniciativa ha generado polémica entre algunas organizaciones sociales de Puerto Rico al considerar que es un retroceso en ese derecho.

La iniciativa ha generado polémica entre algunas organizaciones sociales de Puerto Rico al considerar que es un retroceso en ese derecho. | Foto: Puerto Rican

Publicado 14 marzo 2019

Con 30 votos a favor y diez en contra, el proyecto fue avalado para enviarlo al gobernador Ricardo Rosselló, quien podrá promulgarlo o rechazarlo.

La Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó este jueves el proyecto 950 que contiene más restricciones para realizar un aborto en la isla.

LEA TAMBIÉN:

Gobernador de Puerto Rico anuncia consulta popular de estadidad

Con 30 votos a favor y diez en contra, el proyecto fue avalado para enviarlo al gobernador Ricardo Rosselló, quien podrá promulgar o rechazar la normativa.

Esta iniciativa fue presentada por la senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP) Nayda Venegas Brown, y ha generado polémica entre algunas organizaciones sociales al considerar que es un retroceso en ese derecho.

 

¿Qué plantea el proyecto?

Entre los puntos que propone el proyecto denominado "Ley para la protección de la mujer y la preservación de la vida", están:

- La mujer debe esperar 48 horas para realizarse el aborto tras haberlo notificado.
- El médico debe informar sobre las posibles consecuencias del aborto.
- Las jóvenes menores de 18 años no podrán someterse al aborto sin una autorización de su padre, madre o tutor legal.

Rechazo al proyecto

El legislador Manuel Natal Albelo expresó su rechazo a que el organismo legislativo tome una decisión tan íntima. “44 personas de esta Cámara son hombres (...) Hay algo de cinismo”, cuestionó.

Además, dijo que en el 73 por ciento de los casos los agresores de las víctimas son familiares cercanos, lo que podría obstaculizar la autorización del aborto en menores de edad.

Por su parte, el representante Denis Márquez Lebrón afirmó que la medida limitaba los derechos de las mujeres sobre sus cuerpos en lugar de promover una educación sexual en las escuelas.

“Es imponer una visión de mundo por encima de los derechos humanos y eso es terrible en cualquier sociedad democrática”, enfatizó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.