• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El jefe de Estado libanés consideró la agresión de Israel "una amenaza para el clima de estabilidad en el sur del Líbano".

El jefe de Estado libanés consideró la agresión de Israel "una amenaza para el clima de estabilidad en el sur del Líbano". | Foto: @General_Aoun

Publicado 28 julio 2020


Blogs



Antes los hechos, el mandatario ordenó presentar una queja ante el Consejo de Seguridad de la ONU. 

El presidente del Líbano, Michel Aoun, condenó este martes la agresión israelí en la frontera sur de su país ocurrida el lunes, cuando Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) desencadenaron enfrentamientos con supuestos milicianos del movimiento chiita Hezbolá. 

LEA TAMBIÉN: 

Israel envía tropas militares a la frontera con el Líbano

Ante los hechos, el jefe de Estado libanés dio órdenes al Ministerio de Exteriores presentar una queja ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por la agresión, la cual consideró "una amenaza para el clima de estabilidad en el sur del Líbano".

Aoun advirtió que la escalada militar de Israel en la frontera sur de la nación árabe podría tener implicaciones para la renovación de las tareas de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano, (Unifil, por sus siglas en inglés), las cuales se discutirán en breve por el Consejo de Seguridad de dicho organismo internacional. 

Tales declaraciones fueron dadas a conocer durante una reunión del Consejo de Defensa en el Líbano, donde participaron las máximas autoridades del país y en el que se discutieron, además, otros temas de la agenda nacional. 

En ese mismo encuentro, el primer ministro libanés, Hasán Diab, también se pronunció contra la agresión israelí al afirmar que esta constituyó un asalto a la soberanía y otra violación a la Resolución 1701 de Naciones Unidas.

Diab advirtió que el ataque de Israel tiene la intención "modificar el mandato de la Unifil", encargada de velar por el cese de las hostilidades en la frontera, conforme a la Resolución 1701 de Naciones Unidas, que puso fin a la guerra entre Israel y Hezbolá de 2006.

El primer ministro también llamó a la "calma" en los próximos días, y no descartó que "las cosas podrían ponerse peor a la luz de las graves tensiones en la frontera".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.