• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En Naipyidó y otras ciudades se trató de dispersar a los manifestantes que concurren a las masivas protestas contra la junta militar.

En Naipyidó y otras ciudades se trató de dispersar a los manifestantes que concurren a las masivas protestas contra la junta militar. | Foto: EFE

Publicado 9 febrero 2021


Blogs



En varias ciudades también se utilizó gas lacrimógeno para dispersar a quienes protestan contra la junta militar.

Las fuerzas policiales de Myanmar emplearon este martes cañones de agua a presión y gas lacrimógeno para dispersar a miles de personas que en Naipyidó (capital), Mandalay (segunda ciudad más poblada) y Bago (sur) protestan contra la junta militar que tomó el poder el 1 de febrero pasado.

LEA TAMBIÉN: 

Vea las protestas en Myanmar contra junta militar en el poder

En Naipyidó, luego de emplear cañones de agua, la policía disparó contra los manifestantes e hirió con munición real o balas de goma a seis, de ellos dos de gravedad.

De acuerdo con reportes de prensa, las manifestaciones volvieron a ser masivas durante esta jornada pese a que en la noche del lunes la junta militar decretó una ley marcial que ya se aplica en diez regiones y estados.

 

Esta disposición prohíbe las reuniones de más de cinco personas y que se pronuncien discursos públicos. La junta militar, además, amplió el horario del toque de queda, que ahora rige a partir de las 20H00 hasta las 04H00 hora local.

Aunque la Policía colocó controles en varios puentes y carreteras que llevan al centro de Rangún (antigua capital y ciudad más poblada), trascendió que miles de personas han burlado esos dispositivos y se concentran en las inmediaciones de la pagoda Sule y el Ayuntamiento.

Las protestas pacíficas se han extendido a otras ciudades, mientras el llamado a la huelga general continúa ganando adeptos entre trabajadores del sector público.

Además de empleados de la Salud, se reporta la incorporación al movimiento de desobediencia civil de funcionarios de Educación, Inversión, Bienestar Social y Construcción, el Departamento de Bosques y Ferrocarriles.

También expresó su adhesión a la huelga el personal del Ministerio de Inversiones y Relaciones Económicas Exteriores, que expuso mediante un comunicado que no están dispuestos a trabajar bajo el gobierno militar.

El lunes, el jefe de las Fuerzas Armadas, general Min Aung Hlaing, se dirigió a la nación y pidió a los ciudadanos que permanezcan "unidos como país" y que se fijen "en los hechos y no en las emociones", al justificar las acciones que llevaron al control del Gobierno el 1 de febrero pasado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.