• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La manifestación está citada para las 16H00 hora local (21H00 GMT) y están motivadas por la escasez de medicamentos y el colapso de los hospitales en el contexto de la pandemia

La manifestación está citada para las 16H00 hora local (21H00 GMT) y están motivadas por la escasez de medicamentos y el colapso de los hospitales en el contexto de la pandemia | Foto: EFE

Publicado 7 marzo 2021


Blogs



Esta es la tercera jornada consecutiva de protestas contra el Gobierno del presidente paraguayo.

Familiares de enfermos de coronavirus, parientes y allegados de las víctimas fatales de la enfermedad, así como trabajadores de bares y locales nocturnos y otros ciudadanos en general volverán a manifestarse frente a Mburuvicha Róga en repudio a la gestión de Mario Abdo Benítez.

LEA TAMBIÉN:

Represión policial deja al menos 8 detenidos en Paraguay

Por tercera jornada, las manifestaciones tendrán lugar en Asunción (capital), donde vienen reuniéndose grandes multitudes en señal de protestas pacíficas contra el Ejecutivo, al que cuestionan por corrupción y falta de previsión en la lucha contra la pandemia.

A través de las redes sociales se están usando las etiquetas “#EstoyPAraElMarzo2021” y “QueSeVayanTodos” para invitar a los ciudadanos a unirse en la jornada. En el caso de “#FueraMarito” ha sido tendencia en Twitter con más de 10.000 menciones.

La primera manifestación se suscitó alrededor del Congreso Nacional. El viernes, cerca de las 20H00 hora local (01H00 GMT), la convocatoria terminó con represión policial en la que se utilizaron balines de goma y gases lacrimógenos para dispersar a quienes intentaron derribar las vallas que rodeaban el perímetro del Palacio de Gobierno. La revuelta dejó 21 heridos y varios daños materiales.

Según el ministro del Interior, Arnaldo Guizzio, en declaraciones a la prensa, se tratarían de infiltrados que cometieron hechos de violencia contra la policía y ésta actúo. Al menos 12 efectivos de la policía resultaron heridos.

“Creo que la manifestación fue ejemplar, cuando se produjo la represión nos muestra la cara terrible de un Gobierno que creo que nunca dejó de ser lo que tiene como elemento central, el autoritarismo, ese stronismo que sigue profundamente instalado a todo lo que hace el pensamiento de quienes hace tiempo tutelan nuestra frágil democracia” dijo a medios locales la activista Lilian Soto.

“Yo creo que a Abdo no le queda otra más que hacer cambios importantes sobre todo para la gestión de la pandemia ya que eso es lo que está movilizando a la gente hoy”, aseguró.

El sábado, los protestantes comenzaron en el centro, pero luego un grupo de los indignados se trasladaron hasta Mburuvicha Róga donde hicieron una sentada pacífica. Ante esta acción, los policías volvieron a lanzar represión. Los manifestantes arrojaron piedras contra el perímetro de seguridad y los uniformados comenzaron a despejar la zona y detuvieron al menos a ocho personas, según los más recientes reportes.

Para calmar los ánimos, el presidente anunció este sábado la destitución de sus cargos del ministro Juan Ernesto Villamayor, jefe del Gabinete Civil del Ejecutivo; Eduardo Petta, titular de Educación y Ciencias; y Nilda Romero, ministra de la Mujer.

Las destituciones anunciadas, más la renuncia del ministro de Salud, Julio Mazzoleni, tenían el objetivo de aplacar las movilizaciones de la ciudadanía, mas no consiguieron agotar el descontento generalizado que dejó el colapso de los hospitales, la falta de insumos y medicinas para pacientes con coronavirus, así como la llegada tardía de las vacunas. A todo esto, se añaden las múltiples denuncias sobre corrupción que tocan a las autoridades de primer nivel en la administración gubernamental.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas en Paraguay manifestó en un comunicado “profunda preocupación por los hechos de violencia que causaron heridos y daños materiales en la noche del viernes 5 de marzo en Asunción”.

Sobre el hecho, el organismo exhortó a las autoridades y líderes políticos y a la ciudadanía a detener cualquier tipo de violencia y a mantener las condiciones necesarias para el diálogo político.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.