• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La OPEP ha vivido un 2020 de caída de precios del crudo, debido a la expansión mundial de la pandemia de la Covid-19.

La OPEP ha vivido un 2020 de caída de precios del crudo, debido a la expansión mundial de la pandemia de la Covid-19. | Foto: Twitter OPEP

Publicado 30 noviembre 2020


Blogs



Las negociaciones incluyen eventuales acuerdos con otros productores (OPEP+) para estabilizar el precio del barril.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne en línea este lunes con el propósito de alcanzar el consenso interno acerca de si incrementa la producción a partir del mes de enero, como tenía previsto, o mantiene el actual recorte de su oferta hasta bien entrado el año 2021.

LEA TAMBIÉN: 

Grupo OPEP+ busca nuevas medidas para apoyar mercado del crudo

La eventual decisión de los ministros del sector de los 13 países socios de la OPEP, quienes celebran de forma telemática su 180 conferencia regular, deberá negociarse luego con Rusia y otros nueve productores independientes aliados en otra teleconferencia convocada para el martes.

La cumbre telemática llega luego que este domingo fracasara un primer intento de unificar criterios en la reunión del Comité Conjunto de Supervisión Ministerial (JMMC, por sus siglas en inglés) de la llamada OPEP+ (OPEP y aliados). Este intento fue convocado por los dos países líderes, Arabia Saudita y Rusia.

De acuerdo a fuentes cercanas a la OPEP, Arabia Saudita (país que lidera la organización) y Rusia (quien encabeza el grupo de aliados), coinciden en la necesidad de extender la vigencia del actual recorte de suministros. El mismo, suma entre ambos bloques una reducción de 7,7 millones de barriles diarios (mbd), vigente desde agosto pasado. 

La idea sería atrasar por tres a seis meses la entrada en vigor de un aumento parcial de 1,9 mbd pactado ya en abril, cuando la crisis de la pandemia de la Covid-19 hundió la demanda mundial de crudo y los precios del barril. Ante esta situación, la OPEP+ reaccionó con el mayor recorte de producción que ha visto la industria petrolera en su historia.

El incremento está previsto como tercera y última etapa de ese acuerdo, cuya primera fase supuso la retirada del mercado de 9,7 mbd (cerca del 10 por ciento de la oferta mundial) entre mayo y julio.

Apoyarían el posible incremento la vigorosa recuperación económica y de la demanda petrolera de Asia, así como las esperanzas despertadas por el desarrollo de varias vacunas contra la Covid-19, que en los últimos días han impulsado al alza a los precios, hasta niveles que no se veían desde marzo pasado.

Con esta perspectiva, unida a la crisis que vive la producción de esquisto, se busca estabilizar el precio del petróleo alrededor de los 50 dólares el barril.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.